San Sebastián se pelea con la crítica

Isaki Lacuesta se hizo con una Concha de Oro abucheada por la Prensa y que volvía a España después de nueve años. Ya con el premio en la mano arremetió contra quienes han tachado «Los pasos dobles» de «ininteligible»

Isaki Lacuesta recibe la Concha de Oro de manos de la presidenta del jurado

El Festival de San Sebastián vuelve a tener una Concha de Oro española: «Los pasos dobles», de Isaki Lacuesta. Han pasado nueve años desde que León de Aranoa lo recogiera por «Los lunes al sol», pero si aquel filme fue uno de los españoles más taquilleros del año, el jurado esta vez se ha escorado hacia la propuesta más radical de la sección oficial. Lacuesta, especialista en fundir ficción y documental, sigue, junto a Miquel Barceló, los pasos del pintor y escritor francés François Augiéras. Este aventurero africano cubrió de pinturas un búnker militar y lo hundió en el desierto con intención de que alguien lo recuperara en el siglo XXI. Lacuesta, que cosechó abucheos entre la prensa cuando se anunció el galardón, tuvo que enfrentarse durante el rodaje en Mali a ataques de malaria y todo tipo de incidencias. Además de leer un mensaje de Barceló, quien colaboró estrechamente en el filme al poner en contacto al realizador con la tribu de Mali con la que rodaron este experimento.

El enfado de Lacuesta
El realizador recordó que empezó a venir al certamen como periodista. «Los adivinos –de la tribu donde rodaron– predijeron que el viaje iba a acabar bien», declaró. Reivindicó los premios para las películas tan pequeñas como esta «en tiempos en que hay gente que quiere que el cine sea cada vez más estrecho» y arremetió contra las críticas que han tachado el largometraje de «ininteligible». La cinta se había estrenado el pasado viernes en poco más de una decena de pantallas contando todo el territorio nacional.

No fue el único español en subir al estrado, María León, debutante protagonista de «La voz dormida», de Benito Zambrano, adaptación de la novela de Dulce Chacón, y otra vuelta de tuerca a las cárceles femeninas durante la posguerra. León interpreta a Pepita, una mujer que no quiere saber nada de política, pero que tiene presa a su hermana, militante de la CNT, y muy comprometida con la causa republicana. Emocionada, se acordó de su compañera de reparto, Inma Cuesta, «sin ella Pepita no habría sido la misma»; y de su hermano, el también actor Paco León. Se ha convertido en tradición que los intérpretes españoles obtengan algún reconocimiento en la muestra. Muchas de ellas han triunfado luego en los Goya, como es el caso de Nora Novas, Lola Dueñas, Laia Marull, Mercedes Sampietro, Pilar López de Ayala, Carmen Maura...

Antoni Kafetzopoulos, que interpreta a un policía en la griega «Mundo injusto», se deshizo de su máximo competidor, otro agente de la autoridad, José Coronado protagonista de «No habrá paz para los malvados», de Enrique Urbizu, la favorita de la crítica, que se fue de vacío, a pesar de la buena acogida que ha tenido en salas en su primer fin de semana. La misma película, que tampoco cosechó una gran acogida, se hizo con el premio de mejor director para Filippos Tsitos.
 
Por fin hubo recompensa para Hirokazu Kore-Eda, gran favorito hace tres ediciones con «Still Walking», que esta vez también cosechó el favor del público, la crítica y del jurado que le concedió el galardón de mejor guión por su luminosa «Milagro». Uno de los títulos más abucheados de toda la sección oficial, la sueca «Happy End» se fue a casa con la distinción a la mejor dirección fotografía. El Premio Especial del Jurado está vez tuvo nombre femenino, la actriz y realizadora Julie Delpy, «Le Skylab», que coordina y protagoniza una reunión familiar en la costa francesa ambientada en 1979. La tropa, comandada por Frances McDormand, que incluía a Álex de la Iglesia y Guillermo Arriaga, valoró el especial vínculos entre director y actores en este filme.

Nombres de primera
En la primera edición de José Luis Rebordinos como director el nivel medio del concurso ha sido sensiblemente superior que las ediciones anteriores con la participación de grandes nombres como Hirokazu Kore-eda, Arturo Ripstein, Kim-Ki Duk (con una propuesta decepcionante), Terence Davies y Enrique Urbizu. Sin embargo, la repercusión mediática no ha aumentado pues la presencia de estrellas internacionales apenas ha quedado restringida a Clive Owen, protagonista de «Intruders», de Juan Carlos Fresnadillo, y Glenn Close, premio Donostia a toda su carrera, que presentó «Albert Nobbs». Temáticamente, se han repetido dos figuras, la de la mujer adúltera y la del policía corrupto. Los reencuentros familiares también han vertebrado un buen puñado de filmes en esta edición.


Con sabor español
Once películas españolas se habían hecho anteriormente con el mayor galardón de la cita donostiarra, la última «Los lunes al sol», de Fernando León de Aranoa, en 2002. Los cineastas vascos han sido reconocidos en varias ocasiones, entre ellos Imanol Uribe («Bwana» y «Días contados»), Juanma Bajo Ulloa («Alas de mariposa»), Monxto Armendáriz («Las cartas de Alou») y Víctor Erice («El espíritu de la colmena»). Otros grandes directores españoles también han sido reconocidos como Rafael Gil («La guerra de Dios»), Manuel Gutiérrez Aragón («Demonios en el jardín») y Antonio del Amo («Sierra maldita»).

Palmarés
Concha de Oro: "Los pasos dobles", de Isaki Lacuesta (España-Suiza).
Premio Especial del Jurado: Julie Delpy por "Le Skylab"(Francia).
Concha de Plata al Mejor Director: Filippos Tsitos, por "Adikos Kosmos (Unfair World)"(Grecia).
Concha de Plata al Mejor Actor: Antonis Kafetzpoulos, por "Adikos Kosmos (Unfair World), de Filippos Tsitos (Grecia).
Concha de Plata a la Mejor Actriz: María León por "La voz dormida"(España).
Premio a la Mejor Fotografía: Ulf Brantas, por "Happy End"(Suecia).
Premio al Mejor Guión: Hirokazu Kore-eda, por "Milagro"(Japón)
Premio Nuevos Directores: Jean Zabeil, por "The river use to be a man"(Alemania).
Premio del Público: "The Artist", de Michel Hazanavicius (Francia).
Premio del Público Europeo: "Y ahora a dónde vamos", de Nadine Labaki (Francia, Líbano, Italia y Egipto).
Premio Horizontes: "Las acacias", de Pablo Giorgelli (Argentina-España).