La multinacional Philips alcanza un acuerdo para adquirir Indal sin tocar a sus trabajadores

La Razón
La RazónLa Razón

Valladolid- Philips ha alcanzado un acuerdo para adquirir la vallisoletana Indal, una de las compañías españolas de iluminación con mayor presencia internacional.
Ambas empresas evaluarán conjuntamente «la mejor forma» de integración, para «familiarizar» a los empleados vallisoletanos con los de la multinacional neerlandesa, aunque el proceso será sencillo, puesto que desde hace tiempo mantienen una estrecha colaboración.
El responsable de Comunicación Corporativa de Indal, Ignacio Bruyel, explicaba que la intención de Philips es «la de integrar de la forma más satisfactoria la estructura del grupo Indal, continuando el buen trabajo hecho hasta ahora por la dirección de la marca vallisoletana».
Indal y Philips «han mantenido siempre una excelente relación y una sana competitividad», por lo que la integración «resulta sencilla, ya que ambas marcas comparten la misma visión», según Ignacio Bruyel.
Esta integración permitirá aprovechar las sinergias existentes, puesto que Indal «tiene una muy buena posición en iluminación de exterior con LED», un sistema que ofrece luz de gran calidad pero con menos costes.
De momento, la operación se encuentra sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia y «otras condiciones», entre ellas «los detalles financieros», que ambas partes no han querido desvelar.
La empresa vallisoletana, fundada en 1959, emplea a unas mil personas en once países, con unas ventas de 156 millones de euros en 2010 y centros de producción en España, Países Bajos, Francia y Brasil.
Philips alcanzó durante el pasado año unas ventas cercanas a los 25.419 millones de euros y cuenta con una plantilla de 119.000 trabajadores, distribuidos en varios países.