El redactor del PGOU de Alicante dice que no dio información privilegiada a Ortiz

La Razón
La RazónLa Razón

Alicante- El redactor del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alicante, Jesús Quesada, aclaró ayer que no dio información privilegiada ni recibió contraprestación alguna durante las dos reuniones que mantuvo con el empresarios Enrique Ortiz a instancias de la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo (PP).
El arquitecto redactor fue el primero de los imputados en la rama del caso Brugal que prestó declaración ante el juez de instrucción número cinco de Alicante, Manrique Tejada, que investiga supuestas ilegalidades en el diseño del PGOU alicantino. Su declaración se prolongó durante casi dos horas y media.
Quesada relató al juez que una de las reuniones con Ortiz fue en la empresa de éste último, el grupo Cívica, y que allí se trató la situación urbanística del emplazamiento que ocupa el estadio de fútbol Rico Pérez, propiedad de una firma de Ortiz.
Según los abogados de las acusaciones populares, del PSPV-PSOE y EU, la otra reunión se celebró en la Gerencia municipal de Urbanismo con la asistencia de Castedo (entonces concejala de Urbanismo) y, en esa cita, se trataron temas urbanísticos de interés general.
El juicio seguirá el próximo lunes, cuando prestará declaración el empresario Enrique Ortiz, mientras que el martes lo hará la mujer de éste, Manuela Carratalà. Además, el juez citó ayer a cuatro personas más para declarar. Se trata de dos directivos de Bancaja y CAM, un empresario y un abogado, que acudirán a prestar declaración a finales del mes de julio.