El secreto siempre en la cola

Un mismo gesto puede tener significados opuestos en gatos y perros n El 76% de los españoles opina que su estado anímico influye en su mascota

El secreto, siempre en la cola
El secreto, siempre en la cola

MADRID - ¿Sabes qué significa que tu perro mueva la cola de un lado a otro? ¿Y tu gato? Existen muchas diferencias entre caninos y felinos. De hecho, el mismo comportamiento en un perro y un gato pueden significar sentimientos totalmente opuestos. Un canino mueve la cola cuando está contento, sin embargo, el felino lo hace como muestra de enfado, según la veterinaria de la farmacéutica CEVA Victoria Ramiro.

El «Estudio Feliway», realizado por CEVA, concluye que el 76% de los españoles cree que su estado anímico influye considerablemente en el de su mascota. Sin embargo, son pocos los que confiesan comprender a su animal de compañía e identificar qué cuidados o mimos solicitan o esperan en cada momento. «La idea del estudio era saber qué nivel de conocimiento e interacción tienen los propietarios con sus mascotas», explica Ramiro. Muchas familias consideran a su mascota «un miembro más, y queríamos saber el tipo de comunicación que tenían, si juegan, durante cuánto tiempo, si les hablan o qué hacen cuando se van de vacaciones».

Al igual que la comunicación entre humanos no es siempre la misma, ni igual de fluida, también existen diferencias entre los animales. El estudio advierte de que el 55% de la población coincide en que el entendimiento es distinto en función del tipo de mascota, y considera que es más complicado comprender a un gato que a un perro. No obstante, los propietarios de gatos lo rebaten.

Por su parte, Ramiro afirma que el perro está más acostumbrado a expresar mediante «gestos porque viene de convivir en manada y muchos gestos son rituales entre ellos. Sin embargo, el gato es un animal cazador, solitario por naturaleza, y sus mensajes son a través de arañazos en lugares estratégicos».

Con la intención de mejorar la comunicación entre las personas y sus mascotas, CEVA ofrece diferentes pistas para captar las intenciones de los animales de compañía con la observación de la posición de la cola. Hay que destacar que en el caso de los gatos la cola rígida significa que éste quiere o está esperando algo, mientras que en el caso de los perros es una muestra de autoridad. La cola baja indica tristeza en los felinos, pero en el mundo canino es una muestra de tranquilidad y relajación. Aunque si la cola está cercana a las patas traseras puede ser que lo que esté intentando transmitir es que no se siente muy bien.
En este sentido, cuando ambos animales tienen la cola entre las patas el significado es similar, aunque en el caso del gato normalmente expresa miedo o disgusto y en el del perro es más bien temor o sumisión. También está el caso de la denominada «cola feliz» para mostrar ganas de jugar. En este caso, los felinos lo hacen moviendo su cola hacia arriba y los caninos la agitan hacia los lados con fuerza. Otro ejemplo de diferencia en el movimiento de cola entre felinos y caninos es cuando la tienen erguida, mientras el gato marca su territorio, el perro está observando algo que le llama la atención.