La UE aprueba el Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur

El Parlamento Europeo aprobó ayer el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la UE y Corea del Sur después de que los eurodiputados lograran incluir una cláusula de salvaguardia para proteger el automóvil y el textil europeos.

La UE aprueba el Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur
La UE aprueba el Tratado de Libre Comercio con Corea del Sur

Tras más de dos años de negociaciones, el acuerdo consiguió salir adelante con el respaldo de una amplia mayoría del Parlamento Europeo que contó con un total de 465 votos a favor, 128 en contra y 19 abstenciones.

Entre las mejoras que incluye dicho acuerdo está la cláusula de salvaguardia de la que fue ponente el eurodiputado español Pablo Zalba. Tras más de un año de trabajos para sacar adelante dicho tratado, Zalba destacó que gracias a esta garantía (la cláusula de salvaguardia) se "protegerá a sectores tan importantes, para países como España, como el automovilístico".

De hecho, el eurodiputado español se reunió durante todo el año que han durado los trabajos con las distintas industrias automovilísticas para recoger de primera mano las preocupaciones de este sector. Asimismo, Zalba explicó durante su intervención en el pleno del Parlamento Europeo que "las oportunidades superan a las incertidumbres"con la firma de este acuerdo con Corea del Sur.

El Tratado suprime el 8 por ciento de los aranceles y otras barreras comerciales a los productos agrícolas, bienes manufacturados y servicios en los próximos cinco años. Este pacto prevé la introducción de medidas proteccionistas si la llegada masiva de exportaciones coreanas pone en peligro a sectores vulnerables en los veintisiete.

El TLC con Corea del Sur abrirá el mercado asiático a industrias que se espera salgan muy beneficiadas con el intercambio, tales como el sector químico, el de las bebidas alcohólicas, el farmacéutico o el agroalimentario.

Las previsiones son de que incremente el comercio de la UE con el país asiático hasta los 19.100 millones de euros.

Según el compromiso entre las dos instituciones, la industria europea podrá solicitar directamente a la Comisión Europea que abra un procedimiento para poner en marcha medidas de protección en una serie de productos.

Además se establecerá una vigilancia especial sobre la evolución del flujo de importaciones de algunos artículos sensibles y la posibilidad de que las empresas europeas afectadas puedan recurrir a ayudas del fondo europeo de ajuste a la globalización.

El acuerdo incluirá cláusulas de tipo social y de respeto al medio ambiente.

La Federación de Cámaras de Comercio de la UE (EuroCommerce) manifestó su satisfacción por la aprobación de dicho acuerdo al señalar que "es un gran día"para la industria europea.