Las privadas aumentaron casi un 25% sus ingresos por publicidad en 2010

Gracias al nuevo modelo de financiación de RTVE, según la CMT

 Las televisiones privadas aumentaron un 23,2 % sus ingresos publicitarios en 2010 debido a la redistribución de la publicidad entre los operadores por el fin de la emisión de anuncios por parte de la Corporación de Radio Televisión Española (CRTVE).

Así consta en el informe anual de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), que su presidente, Bernardo Lorenzo, ha presentado hoy en el Senado y según el cual el sector de servicios audiovisuales en España facturó 4.422,6 millones de euros, excluyendo las subvenciones.

Esta cifra supone un descenso del 2,1 % en la facturación debido a la reducción en la demanda de los servicios de pago por visión, mientras que los derivados de la publicidad y de las cuotas de abonados a la televisión de pago aumentaron "ligeramente".

En este sentido, los abonados a la televisión de pago crecieron un 7,7 % y sumaron casi los 4,6 millones.

El informe recuerda que en 2010 entró en vigor el nuevo modelo de financiación de CRTVE, que dejó de emitir anuncios, lo que provocó una reasignación de los ingresos de publicidad.

Así, las televisiones privadas aumentaron en 2010 un 23,2 % sus ingresos publicitarios en comparación con 2009; en concreto, de los 1.552 millones de euros recaudados por estos operadores en 2009, se pasó a 1.911,8 millones.

En términos absolutos supone un avance de 360 millones de euros.

El incremento en la facturación por publicidad de las privadas contrasta con la disminución de los ingresos publicitarios de las cadenas públicas, que los redujeron un 61,2 %, hasta los 247,6 millones.

Telecinco fue la cadena privada que obtuvo más ingresos publicitarios, con 663,9 millones y un aumento del 33,1 % en relación con 2009.

En segundo lugar, se situó Antena 3, con 630,8 millones y un crecimiento interanual del 13,6 %, seguida de Cuatro, con 285 millones y un crecimiento del 14,4 %, y de La Sexta, que ingresó 245,5 millones, un 30,6 % más que en 2009.

En cuanto a las subvenciones percibidas por los operadores públicos crecieron de forma "notable"y alcanzaron los 2.288,8 millones, "explicado en parte por el nuevo modelo de financiación de la Corporación", indica la CMT.

De esta cifra, 275,7 millones se destinaron al segmento de la radio y 2.013,1 al de la televisión.

El cierre definitivo de las emisiones analógicas de televisión ocasionó una reducción de los ingresos del servicio mayorista de difusión del 20,7 %, hasta 230,9 millones.

En cambio, los servicios de transporte beneficiados por la ampliación de canales de TDT aumentaron su facturación un 11,2 %, hasta 164 millones.

En cuanto a las audiencias, la CMT destaca que 2010 fue el año de mayor consumo de toda la historia de la televisión en España, con 234 minutos por espectador y día -cerca de cuatro horas diarias-, lo que significa que los telespectadores dedicaron ocho minutos más diarios a verla, en comparación con 2009.