Torres Jerez sale a hombros en Almería

Morante de la Puebla fue cogido, ayer, en Almería
Morante de la Puebla fue cogido, ayer, en Almería

Morante de la Puebla fue cogido en el inicio de faena al primero de la tarde a la altura de las cervicales. Pasó a la enfermería. Se corrió turno y el sevillano mató a su segundo en sexto lugar, un toro que buscaba la querencia y huidizo. Abrevió y tiró por la calle de en medio. El público, deseoso de paladear la tauromaquia morantista, lo abroncó.

Torres Jerez cumplió con mucha dignidad en el astado que mató al ser cogido el diestro de La Puebla. El almeriense hizo de la entrega la clave de su faena al segundo de la tarde. Aunque algunos pases no resultaron limpios por las dificultades del oponente, siempre quedó la imagen de que el torero estuvo por encima del astado. En el epílogo hubo torería y buen gusto. Con el que salió en cuarto lugar compuso pasajes de mucha verdad sobre la mano derecha, pero el toro tenía peligro y el diestro local no pudo conseguir sus objetivos de triunfo.

Alejandro Talavante construyó su faena al tercero en los medios. Por el pitón derecho fundamentó los pasajes más brillantes. En su segundo, el extremeño templó las embestidas en series sobre ambas manos, con arquitectura artística y acertada técnica. Fue cogido, pero siguió en el ruedo y concluyó su labor por manoletinas antes de pasar a la enfermería.

Toros de El Tajo y La Reina, desiguales de presentación y de juego, los mejores, los lidiados en 4º y 5º lugar. Morante de la Puebla, herido y bronca; Torres Jerez, ovación, dos orejas y ovación; y Alejandro Talavante, ovación y oreja. Tres cuartos.