El «sheriff» de Leganés en el banquillo

La Fiscalía imputa al jefe de la Policía Local por los delitos de prevaricación y usurpación de funciones

José Luis Pulido Sarro tendrá que explicar ante el juez el próximo 2 de noviembre por qué asumió las funciones de jefe cuando aún no lo era
José Luis Pulido Sarro tendrá que explicar ante el juez el próximo 2 de noviembre por qué asumió las funciones de jefe cuando aún no lo era

MADRID- No había concluido el proceso de selección para la plaza de subinspector jefe de la Policía Local pero él ya firmaba documentos como tal. Ahora, la Fiscalía le imputa los delitos de prevaricación y usurpación de funciones. José Luis Pulido Sarro tendrá que explicarse el próximo 2 de noviembre ante el magistrado titular del Juzgado número 4 de la localidad y aclarar, entre otras cosas, por qué comenzó a asumir las funciones de jefe cuando aún no lo era (al menos, de forma oficial). El PP de la localidad lo denunció hace un año y medio pero la historia se remonta a agosto de 2008, cuando salió la convocatoria de la plaza en plenas vacaciones de verano. Muchos ya criticaron entonces la «clandestinidad» del anuncio porque hubo interesados que ni se enteraron de la cita. Pero, dejando de un lado lo «extraño» o «sospechoso» del proceso de selección –sólo superaron la prueba de conocimiento los dos únicos aspirantes que prestaban servicio en ese momento en el Ayuntamiento de Leganés, gobernado por el socialista Rafael Gómez Montoya–, el ahora imputado comenzó a ejercer las funciones de jefe de la Policía cuando, en teoría, aún había otro opositor con los mismos derechos.

En octubre del mismo año, Montoya firma un decreto de Alcaldía por el que nombra a Pulido «funcionario en prácticas en el cargo de Subinspector de Policía Local». Tres días más tarde, éste se presenta como «el nuevo jefe de la Policía Local», ante los mandos responsables del turno de noche en la misma sede del Cuerpo. Al día siguiente, hace lo propio con los del turno de mañana y tarde (esta vez, además, en presencia del que desde ese momento sería su predecesor). Dejó pasar otros tres días –se cumplía justo una semana de su nombramiento– para enviar, en calidad de Subinspector Jefe, un correo electrónico a las distintas unidades administrativas, servicios y dependencias del Consistorio (incluyendo a los portavoces de los grupos municipales) anunciando que asumía la jefatura de la Policía Local de Leganés.

Y, hechas las presentaciones, al lío. Pulido convoca enseguida una reunión de mandos de la Policía y comienza a firmar como Subinspector Jefe todo tipo de documentos. Su rúbrica aparece en los partes de servicio mensual de la Policía Local desde el 28 de noviembre, en el estadillo diario de la Policía Local (1 de abril de 2009) así como en una solicitud de baja de vehículos destinada a la sección de Contratación y Patrimonio del Ayuntamiento.

En su día, el PP amplió la denuncia también a la concejala de Seguridad, Laura Oliva, ya que fue ella la que acompañó a Pulido en las Presentaciones
 
«Desde un primer momento, todo apuntaba a que iba a ser él el elegido pero, al menos, podrían haber guardado las apariencias y esperar a que finalizara el proceso selectivo», apuntan desde el PP.