Pendientes de Grecia

La Razón
La RazónLa Razón

La evolución del euribor, al igual que la de cualquier otro activo o índice que responda a una cotización en un mercado, se encuentra estrechamente ligada al destino de Grecia. De la solución final que se aplique a la crisis de solvencia del país heleno dependerán las subidas de tipos de interés nominales por parte del BCE en lo que queda de año y el tensionamiento del crédito bancario, dependiente del optimismo de los bancos sobre la situación económica.

A tenor de las palabras «strong vigilance» pronunciadas por Trichet durante la última reunión del BCE, el mercado empezó a descontar una subida de tipos de un cuarto de punto el próximo mes de julio, hasta dejarlos en el 1,50%. Tras esta subida de julio, el escenario más probable pasaría por una subida adicional en el último trimestre del año, para acabar con unos tipos nominales en niveles del 1,75% a finales de 2011. De ser así, el euribor podría acabar el ejercicio en la banda comprendida entre el 2,5%-2,75%.

La media del euribor anual en lo que llevamos de mes se ubica en el entorno del 2,14%, por lo que podríamos terminar el año pagando medio punto porcentual más por las hipotecas a tipo variable, la gran mayoría. Teniendo en cuenta que el saldo vivo de las hipotecas concedidas por bancos y cajas en España superó el billón de euros, el aumento en la tasa del euribor podría suponer en torno a 5.000 millones de euros extra para las familias españolas.
Sin embargo, el recrudecimiento de la crisis griega puede llevar al BCE a reconsiderar su postura sobre subidas de tipos.

La desaceleración económica es un hecho. Las materias primas, principales causantes de la inflación en Europa, dejaron de subir a finales de abril, y el petróleo se ha visto duramente castigado por la decisión de la AIE de movilizar las reservas mundiales. Ningún otro de los principales bancos centrales (ni el Banco de Inglaterra, ni el de Japón, ni la FED), apoya la línea de subida de tipos del BCE. La inflación parece contenida. Muchas razones para dar un respiro a las familias.