Un videojuego donde un asesino puede ser torturado hasta la muerte

El holandés Joran Van der Sloot, encarcelado en Perú por el presunto asesinato de la joven Stephanie Flores, se ha convertido ahora en protagonista de un videojuego en el que el jugador puede torturarlo hasta la muerte.

Según revela hoy la página peruana elcomercio.pe, el videojuego tiene el explícito título de "Torture Joran". En él, el holandés aparece sentado en una silla eléctrica, y el jugador le aplica descargas eléctricas con el fin de hacerle confesar sus crímenes.Las descargas eléctricas pueden ir aumentando en potencia, y si se consigue que confiese, entonces el jugador gana, pero si son excesivas y le causan la muerte, el jugador ha perdido la partida.El videojuego, comercializado por la web Juegator.com, de procedencia holandesa y que comercializa juegos on-line en multitud de idiomas, está disponible solamente en inglés y es de acceso gratuito.Van der Sloot, preso en Perú, está acusado de los delitos de homicidio calificado y hurto simple, ya que los investigadores creen que tras asesinar a la joven peruana en un hotel de Lima se llevó el dinero que ella había ganado en el casino donde esa misma noche compartió mesa de juego con el presunto asesino.Tras viajar por tierra hasta la frontera con Chile, el holandés fue detenido en ese país y posteriormente expulsado a territorio peruano, donde la policía lo detuvo.Aunque en un primer momento reconoció su culpabilidad durante el interrogatorio policial, la defensa de Van der Sloot denunció que su cliente había sido forzado a realizar dicha confesión.El holandés, encarcelado en Lima desde el pasado 11 de junio, también es considerado sospechoso de la desaparición en Aruba, en 2005, de la joven estadounidense Natalee Holloway