Los expertos instan a usar casco integral y protección bucal en la pista

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

BARCELONA- Las lesiones más comunes relacionadas con la práctica del esquí o el snowboard afectan a las extremidades. Rotura de clavícula, distensión de ligamentos o fracturas son patologías habituales a pie de pista. Sin embargo, pocos aficionados a los deportes de la nieve protegen su cabeza y su cara. El número de esquiadores que llevan casco integral o protector bucal es prácticamente nulo. «Podríamos pensar que las protecciones de este tipo sólo son para los profesionales del esquí, pero no es necesario ser profesional para sufrir un traumatismo grave. Las lesiones en zona maxilofacial son peligrosas y pueden tener secuelas graves», advierte el presidente de la sociedad catalano-balear de Cirugía Maxilofacial, el doctor Joan Birbe. Llevar protecciones faciales y bucales podría llegar a evitar el 60 por ciento de las lesiones. Éstos daños no sólo ocasionan problemas estéticos, sino también funcionales en la estructura ósea y muscular. Birbe señala que, además de los cascos integrales, para proteger correctamente la parte inferior de la también puede utilizarse una férula protectora, «como las que llevan los jugadores de fútbol americano». Asimismo, el protector bucal, flexible y de plástico, permite cubrir los dientes y evitar fracturas y protege de conmociones y hemorragias cerebrales y lesiones del cuello. Boxeadores, jugadores de rugby e, incluso, algunos jugadores de fútbol utilizan este tipo de protección.