Una bendición para la hostelería el turismo y la marca España

Más allá de los beneficios espirituales que acarrea la JMJ, es innegable que la visita de Benedicto XVI ha sido una «bendición» para el turismo, la hostelería y la marca España. Uno de los sectores más beneficiados ha sido el de los establecimientos de comida rápida, bares y cafeterías.

La hostelería ha sido uno de los sectores más beneficiados del evento internacional
La hostelería ha sido uno de los sectores más beneficiados del evento internacional

La Confederación de Comercio de Madrid (COCEM) ya ha hecho un primer balance sobre el retorno económico que ha supuesto la JMJ para la hostelería y ha cifrado en 39 millones de euros la facturación para los establecimientos sólo en «tickets» de comida rápida del peregrino. En total, se han repartido más de tres millones de tickets de descuento de comidas y cenas gracias al acuerdo que firmó la Federación de Restauración de Comida Rápida de la Comunidad de Madrid y la Conferencia Episcopal.

Para los hoteleros madrileños el mes de agosto es considerado temporada baja, ya que las reservas no sobrepasan el 40%. Sin embargo, el evento internacional ha elevado la ocupación un 30% más, hasta situarse en el 70%. El presidente de la Cámara de Comercio de Madrid, Arturo Fernández, estimó en unos 160 millones los beneficios para hoteles, transportes y comercios madrileños, mientras que la Federación Española de Asociaciones de Agencias de Viajes cree que el sector hotelero y turístico de Madrid ha recibido 180 millones durante los seis días que ha durado la JMJ.

Los comerciantes de Sol también aseguran que la llegada de un millón de peregrinos les ha «arreglado» el mes de agosto por el aumento de ventas de productos típicos españoles entre los asistentes extranjeros al evento.

Otra cuestión más intangible pero también muy valorada ha sido la excelente imagen que se ha transmitido de Madrid gracias a las personas que han acudido al encuentro con el Papa, «una apuesta a largo plazo», ha asegurado el presidente de COCEM, Hilario Alfaro. Las 80 horas en las que ha estado en nuestro país Benedicto XVI han supuesto un impulso para la marca España, ya que ha favorecido la aparición del país en los informativos de todo el mundo gracias a los 4.000 periodistas de los cinco continentes acreditados para dar cobertura informativa.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, calcula que, a largo plazo, la JMJ puede llegar a aportar entre 165 y 265 millones al PIB, eso al margen de la promoción exterior que ha supuesto.