Más de 5000 detenidos en Asia por hacer apuestas ilegales del Mundial

Más de 5.000 personas han sido detenidas en cuatro países asiáticos en una operación conjunta desarrollada durante el Mundial de Sudáfrica contra las redes ilegales de apuestas de fútbol, anunció hoy la agencia policial Interpol.

La operación, que se llevó a cabo entre el 11 de junio y el 11 de julio en China (incluyendo Hong Kong y Macao), Malasia, Singapur y Tailandia, permitió desmantelar 800 centros clandestinos de apuestas en los que se jugaban más de 155 millones de dólares, y la confiscación casi 10 millones, precisó Interpol en un comunicado.Los agentes que participaron también se incautaron de coches, tarjetas bancarias, ordenadores y teléfonos móviles. Todos los elementos recopilados van a ser analizados para determinar la eventual implicación de otros individuos o de grupos de delincuentes de esas u otras áreas.Esta campaña, como indica su nombre de código SOGA III, es la tercera de este tipo que se lleva a cabo conjuntamente y estuvo coordinada por la unidad de drogas y organizaciones criminales de Interpol en su sede central de Lyon (este de Francia) y por su oficina de enlace en Bangkok.En estas tres operaciones SOGA en total fueron arrestadas casi 7.000 personas, y se confiscaron más de 26 millones de dólares en efectivo, además de cerrarse estructuras ilegales de apuestas que manejaron más de 2.000 millones de dólares.Refiriéndose a esta última, el director ejecutivo de los servicios policiales de Interpol, Jean-Michel Louboutin, destacó los resultados "impresionantes, no sólo por el número de arrestos y aprehensiones hechas por la región en sólo un mes, sino también por la cooperación policial que lo ha hecho posible"."Además de tener claras conexiones con las organizaciones de delincuencia organizada, las apuestas ilegales del fútbol están vinculadas con la corrupción, el lavado de dinero y la prostitución", añadió Louboutin.El responsable de Interpol comentó que la experiencia obtenida en este tipo de operaciones ofrece "una base más fuerte desde la que la policía puede trabajar"también para "combatir otros tipos de actividad delictiva que requiere una respuesta regional o internacional".