La Junta ignora los 30000 empleos que creó el Proteja y lo retirará en 2011

El Gobierno central creó el Plan E y el andaluz lo imitó. Al año siguiente, el Ejecutivo central aprobó una segunda edición y el autonómico hizo lo propio. El próximo año no habrá Plan E y tampoco su trasunto regional.

Las consejeras María Jesús Montero, Mar Moreno y Clara Aguilera, ayer, tras el Consejo de Gobierno
Las consejeras María Jesús Montero, Mar Moreno y Clara Aguilera, ayer, tras el Consejo de Gobierno


La consejera de Presidencia y portavoz, Mar Moreno, confirmó ayer que el Presupuesto de 2011 no incluirá partida alguna para el Plan de Transición al Empleo de la Junta de Andalucía.

No habrá fondos destinados a los ayuntamientos para que desarrollen obras en sus municipios y favorezcan la creación de empleo, finalidad última de este proyecto. El argumento oficial es que la construcción no es una prioridad: hay que favorecer el «cambio de modelo productivo» y desarrollar planes de empleo «menos coyunturales y más estructurales».

Según datos de la Consejería de Gobernación y Justicia, que coordina el desarrollo del Proteja, la primera edición creó 19.024 empleos. Para la segunda –presentada el lunes– se prevé que sean 12.490. En total, 31.514.

El anteproyecto de ley del Presupuesto de 2011 pronostica que el año que viene la cifra de ocupados aumentará en 24.000 personas. La caída de la inversión pública obligará a que el crecimiento del empleo no esté vinculado al sector de la construcción. La tasa de paro actual se cifra en el 27,78 por ciento y, según reconoce el Gobierno andaluz en sus previsiones, pese al aumento de ocupación, el incremento de la población activa hará que no disminuya.

Con este anuncio, la Junta ignora la petición que hicieron UGT-A y CC OO-A y la Confederación de Empresarios de Andalucía el pasado lunes. El secretario general de CC OO-A, Francisco Carbonero, dijo que su retirada sería «una barbaridad» y se incumpliría el VII Acuerdo de Concertación Social en ese punto.

Esa reunión también sirvió para comprobar el escaso peso con el que cuenta el consejero de Gobernación, Luis Pizarro, dentro del Ejecutivo de Griñán. Número dos del PSOE-A durante la época de Chaves, Pizarro se mostró partidario del Proteja, pero descargó la responsabilidad de su continuidad en la consejera de Hacienda.

La Junta destinó para estos dos ediciones del Proteja 560 millones –360 el primero año y 200 el segundo–, un dinero que no llegará a los ayuntamientos. En su lugar, Moreno anunció que se potenciarán planes de empleo «para jóvenes y parados de larga duración».

PP e IULV-CA anunciaron que reclamarán en el Parlamento la continuidad de este plan de empleo. Los populares lo pedirán también en los ayuntamientos.