Fútbol

El tema Benzema

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

José Mario dos Santos es imprevisible y de ahí que contra el Almería castigara a Benzema y se lanzara a la aventura de un sistema que sólo entendió él. Sus jugadores, no. El entrenador madridista recurrió a escenificar el viejo chiste de la mili en el que el recluta, para fastidiar al sargento ayunaba y no comía lentejas. José Mario hizo misma operación y así le fue. En este caso sí quedó fastidiado el superior, que no es un sargento, sino capitán general con mando en plaza.

El entrenador está equivocado. Provocar a Florentino Pérez no es la mejor táctica. El presidente madridista cree de muy buena fe que en el Madrid debe primar un estilo y está comprobando que se ha equivocado con quien había depositado tantas complacencias. José Mario no se ajusta a los modos de educación y respeto que tanto gustan a Florentino. Y encima, se cisca en el equipo cuando le detrae el potencial que tiene en el juego de ataque. Benzema no es Alfredo di Stéfano, pero es un apoyo importante. Desmoralizarle como hizo en Almería es perjudicar al club.

El entrenador madridista debe comenzar a comprender que ha de jugar con lo que tiene y que desacreditar a los futbolistas no es el camino más idóneo para, entre otras razones, tener el vestuario contento. No parece que Arbeloa quedara satisfecho de lo vivido en Almería. Afirmó que se habían desperdiciado muchos minutos. Curiosamente los que no jugó Benzema.

Hoy juega con ventaja en el marcador y con la ausencia de Agüero la vuelta copera en el Vicente Calderón. Intriga. ¿Kaká por Benzema?