Los viajeros demandarán a Aena por el paro de los controladores en diciembre

La Agrupación de Demandantes Afectados por el caos aéreo del pasado mes de diciembre presentarán una demanda por la vía administrativa para pedir daños y perjuicios contra la empresa pública Aena al entender que el paro salvaje de los controladores se podía haber evitado.

Así lo ha avanzado Luis Vericat, abogado del bufete Cremades y Calvo Sotelo, que representa a esta agrupación a las puertas de los juzgados de Plaza de Castilla donde hoy están citados a declarar cuatro controladores aéreos. Vericat ha asegurado que Aena es "totalmente"responsable de lo que sucedió aquellos días, ya que en ningún caso "puede hablar de fuerza mayor"porque, a su juicio, "era previsible y se podía haber evitado". "No supo gestionar ese problema que tenía", ha subrayado el abogado, que ha anunciado que pedirá una indemnización de 10.000 euros por viajero por los daños morales. "Es una cantidad razonable, aunque no hay dinero para pagar lo que los afectados pasaron esos días", ha insistido el abogado.


Según Vericat, la agrupación que representa reúne a 10.000 afectados por el caos aéreo, lo que supondría un monto cercano a los 10 millones de euros en indemnizaciones. En referencia a la vía penal abierta por el conflicto de los controladores, el letrado ha destacado que no puede ser "casualidad"que 400 de ellos se pusieran de baja al mismo tiempo. "Es insostenible y no es creíble", ha dicho Vericat, que ha advertido de que a partir de ahora todos aquellos colectivos que pretendan "pisotear"los derechos de los ciudadanos no les va a salir "gratis".


A las puertas de los juzgados el abogado de una de las controladoras, Carlos Vila, ha alegado que su defendida sufrió "un ataque de nervios"y tuvo que ser relevada de su puesto a instancias de su superior. Ha rechazado que se pidiera la baja de forma coordinada con el resto de sus compañeros y ha recordado que en los procesos penales es necesario individualizar las responsabilidades. "No se puede abrir un proceso inquisitorial por orden alfabético", ha añadido.
De los cuatro controladores llamados a declarar hoy por el juzgado de instrucción número 3 de Madrid solo acudirán dos, ya que una de las trabajadoras está de baja de maternidad y otro controlador está enfermo, han informado fuentes jurídicas. Durante todo la semana están llamados a declarar 16 controladores de los centros de Barajas y Torrejón de Ardoz.