De escultor a ilustrador medieval

El más internacional de los artistas gallegos, Francisco Leiro, ha puesto imágenes a la edición de lujo traducida del Códice Calixtino

Archivo fotográfico de la S.A. de Xestión do Plan Xacobeo
Archivo fotográfico de la S.A. de Xestión do Plan Xacobeo

El manuscrito en latín del siglo XII, conservado en la Catedral de Santiago y considerado la primera guía de viajes y obra maestra del Medievo gallego, ha sido traducido íntegro a este idioma. En este Códice, compilación de textos jacobeos realizados bajo el papado de Calixto II a mediados del siglo XII, se exalta la peregrinación y la figura del Apóstol Santiago. Y qué mejor manera de ilustrarlo que con la obra del que probablemente sea el artista gallego más influyente de la actualidad.

Francisco Leiro batió un record cuando fue «fichado» por la Galería Malbourough, ya que fue el primer artista que lo conseguía antes de los treinta años. Desde entonces, su brillante carrera le ha llevado a museos de arte moderno de todo el mundo y las grandes colecciones se disputan sus obras.

El trabajo del escultor de Cambados para el Xacobeo 2010 se presenta en una exposición itinerante que ya ha visitado Santiago y Pontevedra y que llegará el día 25 al Palacio Municipal de Coruña. Pronto se conocerán también las fechas en las que la muestra será presentada en la sede da Fundación Galicia Europa de Bruselas.


Una obra muy minuciosa
La labor de Leiro incluye las 34 letras capitales con las que comienza cada capítulo del Códex Calixtinus y las seis portadas que ha creado sobre papel y técnica mixta. Para el artista, esta propuesta resultó «muy interesante y agradable». De hecho, su inspiración fue tal que decidió trasladar dos de las capitulares a la escultura en madera. «Algunas de las letras son muy escultóricas y quise llevarlas a las tres dimensiones. Se expusieron el día de la presentación de la muestra, pero ahora las tengo en mi estudio», declara.

Las portadas diseñadas por Leiro ilustran el principio de la obra y el inicio de cada uno de los cinco libros de los que se compone el Códice Calixtino. «Leí algunas partes del Códice para inspirarme. Lo que más me atrajo fue el Libro II, el de los Milagros del Apóstol Santiago, y el Libro V, la Guía del Peregrino, el recorrido desde Francia hasta Santiago. Yo no he hecho el trayecto, pero gracias al Códice lo he podido recorrer mentalmente», explica el artista. Y las letras capitulares inician cada uno de sus capítulos. «Las capitulares que yo hice son letras significativas, que representan algo simbólico relacionado con el libro, no son simples ilustraciones».

Los visitantes de la exposición podrán manipular y consultar un ejemplar de la edición de lujo traducida al gallego, siempre acompañados por la música de ambiente del Códice Calixtino de la que se hace especial mención en los textos.


Una ocasión única
Xacobeo 2010 brinda así una oportunidad exclusiva de acercarse a la tradición jacobea a través de una obra histórica y de un artista contemporáneo de fama internacional. Leiro aparca en esta exposición sus «cousas» grandes, sus ingentes esculturas, para centrarse en un trabajo minucioso de pintura. Así, confiesa que «siempre dibujo, ya sea para bocetos de esculturas o por amor al arte, tengo mucha obra sobre papel, pero no la suelo exponer. Éste es un caso expecial».

El público que se acerque a Galicia también podrá disfrutar de otra forma de acercamiento a la ruta jacobea: la fotografía. La exposición «Tomohiro Muda: Una visión desde Oriente», retrata el Camino de Santiago bajo la particular visión de este fotógrafo japonés, quien lo ha recorrido en dos ocasiones.

Muda es un fotógrafo independiente que destaca por sus instantáneas sobre el arte japonés, románico y bizantino, entre otros temas. Ha protagonizado numerosas exposiciones alrededor del mundo en las que se refleja su particular empleo de la luz.

La muestra se inauguró en París en 2008, y allí el autor se refirió a Vilar de Donas declarando la fuerte impresión que le había causado. Posteriormente el proyecto viajó a Wakayama (Japón), a Tokyo, donde se expuso durante tres meses en el Museo Aida, a México D.F. y finalmente llega ahora a Galicia, concretamente al Centro Social de Muxía y al Faro de Fisterra hasta el 31 de agosto y el 30 de septiembre, respectivamente.


Un japonés peregrino
«Tomohoriro Muda: Una visión desde Oriente» presenta una recopilación de instantáneas tomadas por el fotógrafo japonés durante sus dos peregrinaciones a Santiago de Compostela. Muda se declara amante del románico francés y sobre todo del español, de Santiago de Compostela y de la peregrinación jacobea. Tras presentarse en Redondela, Ames, Dumbría y Palas de Rei, ahora la exposición se puede visitar en el Centro Social de Muxía hasta el 31 de agosto y en el Faro de Fisterra hasta el 30 de septiembre.