ANÁLISIS: Las elecciones son la solución por George Tzogopoulos

La Razón
La RazónLa Razón

- La convocatoria de elecciones cobra bastante fuerza, ¿qué podemos esperar de una nueva cita en las urnas?
–Creo que es lo que puede ocurrir, porque no hay ninguna posibilidad para ninguno de los actores políticos de constituir un Gobierno. Lo que sí puede suceder es que el presidente de Grecia invite a los líderes políticos a formar un Ejecutivo de unidad, pero que los partidos extremistas probablemente rechacen. Entonces se convocarían unas nuevas elecciones que posiblemente se celebren en el mes de junio.

- ¿Qué escenarios podrían dejar estas nuevas elecciones?
–Nadie puede predecir lo que va a ocurrir en las próximas elecciones, pero se podrían dibujar dos escenarios posibles. El primero es que la rabia de la sociedad griega todavía sea mayor a la reflejada en estos comicios y que esto lleve a un voto masivo hacia los partidos extremistas. El segundo es que la preocupación por la estabilidad política del país dirija otra vez el voto hacia los grandes partidos, los partidos tradicionales.

- La figura emergente de Alexis Tsipras, líder de la coalición izquierdista Syriza, podría terminar de despegar en las próximas elecciones. ¿Puede ser uno de los mayores beneficiarios?
–Él tiene grandes oportunidades para ganar las próximas elecciones, aunque, en mi opinión, es incapaz de constituir una coalición de gobierno estable y, en consecuencia, puede ser incapaz de convencer a la opinión pública griega de que es la persona adecuada para sacar al país de la crisis.

- ¿Existe un sentimiento de rechazo a los planes de austeridad que están capitalizando los partidos radicales?
–Es cierto que existe un rechazo a los planes de austeridad, pero por otra parte nadie ha podido dar una respuesta alternativa ni ha sabido explicar cómo se van a pagar las pensiones o los salarios. Es fácil decir que se está en contra de los programas europeos, pero no cómo se va a arreglar la desastrosa situación económica que atraviesa el país.

- Pero sin ajustes no hay financiación internacional...
–Es el gran dilema de Grecia. Existe un cierto hartazgo hacia los ajustes que de alguna forma es comprensible y que puede aumentar en los próximos meses.

- ¿Cuál es la mejor salida a la parálisis institucional?
–No creo que necesitemos celebrar unas nuevas elecciones. Desde mi punto de vista, los líderes políticos deberían cooperar en base a estos resultados. No creo que debamos ir a las urnas cada dos meses, necesitamos que los líderes políticos se sienten en la misma mesa y que se ponga presión para que cooperen. Los partidos de derechas y de izquierdas, excluyendo a los radicales, deben trabajar juntos poniendo el interés nacional por encima de los intereses políticos y partidistas que puedan tener. Y así es cómo deberíamos seguir adelante. Los grandes partidos deben encontrar juntos una solución si quieren salvar a Grecia del abismo que se abre si se concreta su salida de la moneda única europea.

George Tzogopoulos
Investigador del «think tank» ELIAMEP