Asociaciones automovilistas celebran la ampliación del límite de velocidad

Los principales clubes y asociaciones automovilísticas han alabado hoy la decisión del Gobierno de no prorrogar el límite de velocidad máxima en autopistas y autovías a 110 km/h y volver a la situación anterior de los 120 km/h.

No obstante, estas asociaciones consultadas por EFE han incidido en lo poco efectiva que ha resultado esta medida, ya que entienden que el ahorro generado se ha debido más a la reducción de la circulación en las carreteras a causa de la crisis que en la propia limitación de velocidad.

Al mismo tiempo ha habido una coincidencia general en que un ahorro efectivo de carburante en la circulación rodada hay que buscarlo más en medidas de incentivo de ventas de coches nuevos, cuyo niveles contaminantes llegan a ser un 40 % inferiores a los de coches de diez años de antigüedad.

De este modo, un portavoz de la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (ANFAC) expuso que el límite de 120 km/h es el mínimo punto de partida en este debate y abogó por otro tipo de actuaciones más eficientes, complementarias a las fuertes inversiones de la industria en beneficio de la reducción de los consumos.

El director de Seguridad Vial del Real Automóvil Club de España (RACE), Tomás Santa Cecilia, aplaudió, en declaraciones a Efe, la "rectificación"y pidió al Gobierno "que en lo sucesivo elabore medidas teniendo en cuenta a conductores, fabricantes y agentes de infraestructuras".

Santa Cecilia demandó un debate real sobre límites de velocidad de forma que se reduzcan en los llamados puntos negros o zonas urbanas de alto riesgo como las próximas a centros escolares, mientras que hay márgenes técnicos y de seguridad para subir por encima de esos 120 km/h en vías de alta capacidad, como las autopistas y autovías.

Nuria Alonso, portavoz del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), señaló que es satisfactoria volver al registro de los 120 km/h, pues es más óptimo en todos los órdenes que el que ha imperado estos meses.

Alonso concretó que, para su organización, incluso un límite máximo de 130 km/h en autopistas y autovías es homologable con objetivos de ahorro energético, medioambientales y de seguridad vial.

El presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, aseguró que el retorno a los 120 km/h debe valorarse, porque va a eliminar el estrés de muchos conductores más pendientes del cuentakilómetros que de la carretera, al tiempo que recortará el tiempo empleado en los trayectos a recorrer, lo que también tiene impacto en el ahorro de carburante. Arnaldo recordó que en estos tres meses de vigencia de los 110 km/h, ningún país de la UE siguió este ejemplo del Gobierno español.

La asociación de recursos DVuelta apunta que la medida de los 110 km/h no ha sido del todo fructífera, pues el descenso del consumo de carburantes fue mayor en los dos primeros meses del año que en el periodo de su vigencia.

DVuelta, en un comunicado, pide a hora que el Gobierno atienda el mandato parlamentario de revisar los límites de velocidad a 120 Km/h que han quedado obsoletos ante las innovaciones tecnológicas y de seguridad de los automóviles.