Copa del Rey

Un Barça imparable

La Razón
La RazónLa Razón

La primera mitad en el Coliseo fue una auténtica exhibición de buen fútbol por parte del Barça. Con balón y sin balón, los jugadores de Pep Guardiola lo bordaron. El Getafe luchó lo indecible, pero no pudo a pesar de ponerle fuerza y corazón. El primer gol, obra de Messi, vino tras una extraordinaria jugada de equipo. Y el segundo lo materializó Villa, que podía haber marcado poco antes, pero Codina estuvo francamente bien todo el partido e hizo un paradón.
De nuevo la conexión entre Messi y Villa fue letal, pero el mérito fue de todos, pues hacen un fútbol tan fácil que consiguen hasta el aplauso de la grada contraria. En la segunda mitad, cuando el Barça parecía que se relajaba, un error de la defensa favoreció que Pedro, muy atento, hiciera el tercero. Una dudosa mano de Piqué dentro del área le llevó a la calle en el minuto 68 y el penalti lo transformó Manu del Moral. Con este gol y el Barça con uno menos, el Getafe se creció y creó peligro, incluso Maxwell sacó un balón que iba dentro. En el 79, el partido se equilibró, pues Boateng fue expulsado por la segunda amarilla, muy fea la tijera que le hizo antes a Messi. Al final, un buen partido en el que estoy seguro, a pesar de la derrota, que el público se lo pasó bien.