Una clase magistral

El Santo Padre se reunirá en la Basílica de El Escorial con profesores menores de 40 años

DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»
DESCARGUE EL GRÁFICO COMPLETO EN «CONTENIDOS RELACIONADOS»

MADRID- Cuando el Santo Padre pise hoy el Real Monasterio del Escorial, la temperatura será algo más apacible que en la capital. Allí le esperarán un nutrido grupo de 1.600 religiosas jóvenes en el Patio de los Reyes, que escucharán del Santo Padre palabras que refuercen y apuntalen su vocación.

Entre las congregaciones presentes, destacará el instituto Iesu Communio, el más jóven de Europa, no sólo por su reciente creación que ha supervisado el propio Benedicto XVI, sino porque la media de edad de los dos centenares de religiosas que lo componen en el monasterio de Lerma-La Aguilera no supera los 30 años. Tras la reflexión sobre la vida consagrada y una invitación a los jóvenes a que entreguen su vida a Cristo y la Iglesia, el Papa mantendrá un encuentro académico en la Basílica con profesores universitarios católicos y jóvenes, todos menores de 40 años. El acto comenzará sobre las 11.30 horas y se espera la asistencia de un millar de docentes a los que el ministro de Educación, Angel Gabilondo, acompañará «como representante del Gobierno en una sociedad plural, abierta y aconfesional». «Viene el Papa y lo que haré es comportarme con toda dignidad institucional y con todo respeto hacia los profesores con los que se va a reunir Benedicto XVI», afirmó.
«Nos dará recomendaciones»

Los docentes comentaron que tienen «grandes expectativas» sobre este encuentro con el Pontífice, y recordaron que éste ha sido durante «muchos años» profesor universitario. De este modo, Benedicto XVI podrá dar a los profesores «grandes consejos», pues «no se va a limitar a hacer un diagnóstico de la situación de la universidad».

«Nos habla a un gremio muy con reto y puede ser mas incisivo en nuestra realidad. Espero que nos dé propuestas y recomendaciones, incluso creativas (...), no solo espirituales, sino también profesionales», afirmó una profesora de la Literatura de la Universidad San Pablo CEU.

Antonio Alonso, profesor de Doctrina Social de la Iglesia y Relaciones Internacionales del CEU, afirmó que se trata de un momento «muy especial» porque Benedicto XVI es un «viejo profesor», algo que, a su juicio, se ve a «la hora de llevar su magisterio».

«Espero que en este encuentro no nos diga cómo dar clase, sino que nos anime y clarifique sobre cómo enseñar en lo profundo y transmitir conocimiento en la Universidad del siglo XXI», afirmó, para advertir de que «el fin de la Universidad no sólo es formar profesionales, sino también personas».

Pablo Velasco, profesor de Doctrina Social de la Iglesia y Gestión Cultural recordó que este encuentro con la comunidad universitaria «ya se ha convertido en una tradición» con este Pontífice. «Tiene una grandísima importancia que el Papa hable sobre la labor de la Universidad en la sociedad», advierte. Velasco subrayó, además, que Benedicto XVI es una «figura intelectual enorme», y, como tal, «siempre ha tenido en cuenta el papel de la Universidad en la actualidad y sobre la que dice que hay reflexionar».

Para todos los entrevistados el lugar elegido para este acto es «solemne y envidiable». Al tratarse de un acto académico, la mayoría de los asistentes llevarán toga, como se hace en las aperturas del curso universitario.