El juicio contra «El Cuco» será en enero en la Audiencia Provincial

Será juzgado dos años después de la desaparición

El menor conocido como «El Cuco» es escoltado durante una de sus comparecencias en los juzgados
El menor conocido como «El Cuco» es escoltado durante una de sus comparecencias en los juzgados

SEVILLA- El juicio contra el menor conocido como «El Cuco», imputado por la desaparición y presunto asesinato de Marta del Castillo, se celebrará a lo largo del próximo mes de enero en la Audiencia Provincial de Sevilla, dos años después del suceso, según confirmó el juez decano, Federico Jiménez Ballester a Europa Press.
En este sentido, estimó que la vista oral contra el menor de edad tendrá lugar a puerta cerrada a lo largo de enero, aunque por el momento, el juzgado de Menores número 1 encargado de enjuiciar el caso no ha señalado la fecha concreta para el inicio del juicio, lo que podría suceder una vez concluya el puente de la Inmaculada.
La vista oral se celebrará en la Audiencia Provincial de Sevilla, aunque se descarta que sea en el salón de plenos por la posible incidencia que podría tener en los juicios con jurado. Hay que recordar que la Fiscalía también apuntó la posibilidad de que tenga lugar en enero, antes de la vista oral contra los cuatro acusados mayores de edad.
Sobre la idoneidad de que ambos juicios coincidieran ya se pronunció el pasado mes de marzo la fiscal jefe, María José Segarra, quien dijo entonces que «la mayor cercanía en el tiempo» de los dos procedimientos «es preferible», añadiendo que «la indudable repercusión mediática que va a tener hace que sea mejor que ambos juicios estén lo más cercanos posibles en el tiempo». «Es preferible llegar al procedimiento del jurado sin tener una sentencia previa de un procedimiento celebrado», subrayó Segarra.
El juicio tendrá lugar en el juzgado de Menores número 1 tras inhibirse el número 3 y la Fiscalía de Menores pedirá una condena de seis años de internamiento en un centro cerrado, seguido de tres años de libertad vigilada. Así, atribuye al menor una «directa» participación en la desaparición de la joven, por lo que se le imputan un presunto delito de asesinato, dos de agresión sexual –uno como autor y otro por facilitar la de Miguel Carcaño– y otro por el daño causado a los padres al no desvelar su paradero.