Ashton Kutcher hace caja

El joven actor es el mejor pagado de la televisión estadounidense por la comedia «Dos hombres y medio»

Ashton Kutcher hace caja
Ashton Kutcher hace caja

Hay trabajos que valen más que un billete premiado de lotería. Directamente son un seguro de vida, o de varias, aunque sólo están al alcance de unos privilegiados. A Ashton Kutcher le sonrió la fortuna, nunca mejor dicho, cuando aceptó sustituir a Charlie Sheen en «Dos hombres y medio», ya que, según la lista que elabora cada año la revista «Forbes», el ex esposo de Demi Moore ha ganado en un año por la serie 24 millones de dólares, una cifra, eso sí, muy inferior a la que obtenía Sheen, que llegó a cobrar 40 millones. Sus dotes de actor no justifican su salario, sí su carisma, ya que ha conseguido mantener la audiencia de la producción, más de doce millones de espectadores.

De la lista de «Forbes» se pueden extraer dos conclusiones que no son nada anecdóticas: la primera, que los mejores pagados son intérpretes que obtuvieron el prestigio en el cine –el propio Kutcher, Hugh Laurie, Alec Baldwin, Tim Allen, Patrick Dempsey...–, aunque la popularidad masiva en la pequeña pantalla; segunda, que la gran mayoría de ellos son protagonistas de comedias, con algunas excepciones, por lo que cabe deducir que el humor cotiza al alza, tanto en la audiencia como en los ingresos de sus intérpretes. También es verdad que las «sitcom», o comedias de situación, tienen unos gastos de producción menos gravosos que los grandes dramas o series policiacas, por lo que, unido a su éxito masivo y a su utilización exclusiva de decorados que apenas cambian, se pueden permitir el lujo de pagar más al reparto.

A pesar de la bonanza de las comedias, el segundo mejor pagado es Hugh Laurie, el protagonista del drama médico «House». El actor británico se puede volcar con su carrera musical sin tener que tocarse la billetera, ya que entre mayo de 2011 y el mismo mes de 2012, se embolsó 18 millones de dólares, aunque también es cierto que posiblemente el año próximo no esté en la lista, ya que «House» ha pasado a la historia... de la televisión y Laurie no tiene por el momento ningún proyecto televisivo a la vista.

También ganó 18 millones el cómico Roy Romano, un actor que no es muy conocido en España, pero que es toda una estrella en Estados Unidos desde que protagonizó «Todo el mundo quiere a Raymond».

En el cuarto lugar está una estrella a la que la televisión no sólo ha resucitado su alicaída carrera, también ha dado enormes alegrías a su cuenta corriente. El hasta hace poco tiempo estigmatizado Alec Baldwin –más famoso por sus encontronazos con su ex mujer Kim Basinger que por su carrera cinematográfica– ganó quince millones de dólares por «Rockefeller Plaza». La quinta posición la ocupa todo un clásico de la televisión: el veterano Mark Harmon –que conquistó a la audiencia en los ochenta con «Flamingo Road»– sigue contando con el beneplácito del público con el drama de investigación «Navy: investigación criminal», por la que cobra 15 millones de dólares. Sólo un millón menos se embolsa el resultón Tim Allen por «Last Man Standing», que Paramount Comedy acaba de estrenar en España.

En el furgón de cola, es un decir porque son unas cantidades nada desdeñables, están Jon Cryer (13 millones por «Dos hombres y medio»), el renacido Patrick Dempsey (12 millones de dólares por «Anatomía de Grey), y Jim Parsons y Johnny Golecki, ambos con 8 millones por «The Big Bang Theory». Cabe precisar que si todos están contentos, igual estado de ánimo sienten sus agentes, que se llevan alrededor de un 10 por ciento.