Óscar Martínez: «Berlín es una urbe moderna pero con encanto»

«Es una urbe moderna, pero con encanto»
«Es una urbe moderna, pero con encanto»

-Actualmente le escuchamos en Cadena Dial. ¿Cómo le va?
-Muy bien, lo malo es que madrugo mucho. No me he ido de la televisión, pero surgió esta oportunidad y yo todo lo que sea hacer cosas nuevas lo acepto. Trabajo con un equipo fantástico y me lo paso muy bien cada mañana.

-Sabemos que conoce Berlín. ¿Qué le pareció la ciudad?
-Me habían hablado muy bien de la capital alemana y en Navidad siempre me suelo ir fuera, así que decidí ir allí. Creo que Berlín es un lugar con muy mal marketing, porque con lo bonito que es y lo bien que se come, no está nada promocionado. Eso sí, hace mucho frío. Estábamos a menos 15 grados y allí la gente hacía vida normal, iba en bici, salía a pasear… Si eso pasa en España, ¡se para el país!

-Si le tuviera que recomendar este viaje a un amigo, ¿qué le diría que debe ver o hacer en Berlín?
-Lo primero que le diría es que se coja un buen abrigo, que lleve dinero y que suba a un autobús turístico. En estos vehículos te cuentan la historia de la ciudad, te ubican y además te relatan la historia de la Segunda Guerra Mundial. También le diría que se diera una vuelta por la parte antigua de la ciudad, que es brutal. Le recomendaría contemplar la Torre de la Televisión Alemana, que es como una especie de «Pirulí», pero a lo bestia. Otra cosa que no podría dejar de ver es la Puerta de Brandenburgo. A mí me gustó mucho, de hecho, fue el lugar donde me tomé las uvas, aunque allí no las toman y nos miraban un poco raro. En esta zona hay un mercadillo, está rodeado de cementerios, parques… Me encantó. Y por supuesto, le diría que visitara el Muro de Berlín, pues es Historia en mayúsculas.

-¿Qué le sorprendió más?
-Que es un lugar con muchísimo encanto, pero también es una ciudad muy moderna. Es ideal para gente joven, pues es una urbe muy alternativa con muchas discotecas.

-¿Se bebe tanta cerveza como dicen?
-Sí. Se bebe mucha cerveza y se comen muchas salchichas. A mí la comida me encantó. También tienen codillo, sopas, dulces… Es un viaje muy recomendable y espero repetir.