Vall dHebron crece con satélites

El Ayuntamiento cede La Teixonera para la ampliación del hospital

La ampliación está pendiente de poner fecha a la licitación de las obras y que estén presupuestadas
La ampliación está pendiente de poner fecha a la licitación de las obras y que estén presupuestadas

BARCELONA- Hace tiempo que el hospital Vall d'Hebron, uno de los cuatro mayores centros de Barcelona y referencia de Cataluña y España, «rompió sus paredes físicas». Desde que miembros del hospital solicitaran a la Generalitat y al Ayuntamiento una solución, se han barajado diferentes opciones por parte de la comisión institucional, creada al efecto: ampliar las instalaciones con terrenos colindanteso o trasladarlo a otro punto de la ciudad como la zona de La Sagrera. La decisión final, a expensas de que el próximo Govern la avale, se anunció el lunes por parte de la consellera de Salud, Marina Geli, y el alcalde, Jordi Hereu: Vall d'Hebron se queda donde está y «tomará» La Teixonera para crecer.
De momento, se desconoce cuándo se licitarán las obras, ni cuánto costará la operación. Pero la Generalitat y el Ayuntamiento han querido escenificar «la voluntad de las dos administraciones para situar las bases para comenzar y dinamizar el camino que ha de llevar al hospital a su transformación». Con los terrenos, ubicados frente a la puerta principal del centro, únicamente separado por la Ronda de Dalt, el centro ganaría 35.000 metros cuadrados. El objetivo es que en el nuevo edificio se ubiquen las consultas externas y las pruebas funcionales, así como otros servicios por determinar.
Entretanto, está previsto que, a finales de este año, el CIS Cotxeres, una suerte de hospital «ligero» que espongea la actividad del propio Vall d'Hebron, complete su puesta en funcionamiento. Asimismo, en 2012 deberá entrar en el circuito sanitario público el centro Casernes de Sant Andreu, que también ayudará a descongestionar Vall d'Hebron. «Serán los satélites del hospital», señaló Geli. Aseguró que, a lo largo de estos dos años, la comisión institucional trabajará en el plan funcional ejecutivo de La Teixonera para que en 2013 puedan licitarse las obras.
Por otro lado, los expertos estudiarán la viabilidad de aglutinar todos los centros que conforman parque de investigación biomédica de Vall d'Hebron al solar de María Auxiliadora y «las alternativas que ofrecen los espacios del parque sanitario Pere Virgili». Además, se analizará la posibilidad de reservar otros 20.000 metros cuadrados más para suelo sanitario en La Sagrera. Pero ahora, tal y como señaló Hereu, «lo importante es saber cuál es el horizonte para ser coherente con las decisiones». Quedará también por determinar cuál es el precio pagar por la reordenación del hospital y qué se hará de los equipamientos que ahora ocupan La Teixonera.