Sanidad mejora y agiliza la atención al enfermo crónico con un novedoso plan

Sáez Aguado apuesta por unidades de referencia en los hospitales y una Escuela de pacientes

VALLADOLID- La Consejería de Sanidad, que dirige Antonio María Sáez Aguado, prevé mejorar y agilizar la atención a los pacientes crónicos y con varias patologías asociadas, para lo que ultima una nueva estrategia con la que coordinará los niveles asistenciales de Atención Primaria y Especializada, al tiempo que implicará al propio enfermo y a sus cuidadores en el control de su patología. Entre otras novedades, el documento fija la creación de unidades específicas en todos los hospitales, una escuela de pacientes y el refuerzo de la coordinación sociosanitaria.

La «Estrategia de atención al paciente crónico y pluripatológico», que podría aprobar el Consejo de Gobierno pasado el primer semestre del año para arrancar después del verano, pretende dar una nueva respuesta al colectivo, en su mayoría personas mayores de 65 años, que representan el 70 por ciento de los ingresos hospitalarios y el 60 por ciento de las consultas de Primaria.

Aunque el abanico de enfermedades es amplio, por número de casos, la mayor parte de los crónicos y pluripatológicos padece patologías cardiovasculares, sobre todo hipertensión, y diabetes, además de otros problemas como los osteoarticulares, entre ellas la artrosis. Además, a tenor de la evolución de la población y la esperanza de vida, la previsión es que este grupo continúe aumentado en la Comunidad, donde la población envejecida está cinco puntos por encima de la media nacional.

La hoja de ruta que marcará las acciones de la Consejería da una vuelta a la atención que se viene prestando desde el sistema sanitario. Fija una visión más integral para identificar a estos pacientes, facilitar la intervención y hacerla más ágil dentro del sistema, según resumió a Ical el director general de Asistencia Sanitaria, José María Pino, que precisó que en estos momentos ya se actúa con estos pacientes, pero ahora lo que se quiere es intensificar esfuerzos por su prevalencia.

El documento, del que ya existe un borrador «muy cerrado», aborda el problema desde tres frentes: desde la promoción de la salud y prevención de la enfermedad; atención integral entre sistemas, y desde la coordinación sociosanitaria, con especial énfasis en la dependencia. Además, plantea dos líneas de trabajo transversales, que son la gestión electrónica de la estrategia, de modo que los profesionales de Primaria y Especializada esté comunicados al momento, y una segunda que se dirige a la formación continuada de los profesionales y a la investigación sobre las enfermedades crónicas prevalentes y otras que puedan estar asociadas.

La previsión de la Consejería es aplicar con la mayor agilidad el paquete de medidas, incluso antes de que el documento reciba el visto bueno. «En este caso, nos pilla el tren en marcha. Ya estamos atendiendo a estos pacientes y algunas acciones se adelantarán. No podemos parar, por lo que iremos implementando actuaciones poco a poco», añadió el director general de Asistencia Sanitaria.

Unidades especializadas
En el capítulo de atención, la estrategia servirá para dotar de mayor coordinación a los profesionales de los centros de salud y del hospital, y de los propios especialistas entre sí. De este modo, todos los hospitales de área contarán con unidades de pacientes crónicos y pluripatológicos. Serán la puerta de entrada al sistema, al servir de filtro a la llegada del paciente, y se crearán dentro de los servicios de Medicina Interna.

Del mismo modo, la estrategia potenciará el papel de los profesionales de enfermería, de modo que fija la figura del gestor de casos en pacientes crónicos dependientes. «El papel del enfermero en estos casos es fundamental, y con este paso un profesional llevará en primera persona al paciente asignado», precisó José María Pino.