Bloqueo o vacuna

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Es increíble la búsqueda científica hasta donde puede llegar. Ahora nos sorprende la empresa aragonesa Araclón Biotech que entre sus líneas de investigación se encuentra una basada en la inmunoterapia para poder propiciar la eliminación de sustancia amiloide cerebral. Ya sabíamos que estos investigadores trabajaban en el diagnóstico del alzhéimer y en la predicción de la enfermedad en pacientes asintomáticos. Ahora nos congratulamos del camino emprendido y por eso el doctor Pablo Martínez-Lage, coordinador del Grupo de Demencias de la Sociedad Española de Neurología asegura que «siempre es una buena noticia que un fármaco supere la Fase I pero debemos saber que en esta fase se evalúa la seguridad, no la eficacia. Si un fármaco la supera significa que es seguro y puede pasar a Fase II que es cuando se evalúa la eficacia. No obstante, el estudio ha mostrado también niveles de eficacia lo cual es una buena noticia». Esta especie de vacuna se trata en realidad de un bloqueo bioquímico que va dirigido a los lugares precisos en donde se produce la proteína beta-amiloide, relacionada íntimamente con la génesis de alzhéimer. Esta enfermedad se caracteriza por la pérdida neuronal, la presencia de unas placas que contienen proteína amiloide y unos ovillos de fibras ricas en una proteína denominada tau. Las lesiones neuronales se localizan inicialmente en el hipocampo, y se extienden posteriormente a áreas asociativas del cerebro relacionadas con otros procesos cognitivos, respetándose las áreas motrices y sensitivas primarias. También se lesiona el núcleo basal de Meynert, encargado de la producción de acetilcolina. Así que a los investigadores les queda mucho tajo. Seguro.