Toscano plantará cara a Villalobos: se «arriesgará» a perder en Sevilla

SEVILLA-El XII Congreso Regional del PSOE se acerca, se celebrará del 6 al 8 de julio en Almería, y el goteo de movimientos orgánicos para la elección de compromisarios continúa, dado que mañana finaliza el plazo para las asambleas locales. La presidenta del partido, Rosa Torres, restó ayer importancia al hecho de que puedan existir varias candidaturas de cara a los cónclaves provinciales, que se celebrarán a partir del 14 de julio. ¿El motivo? Se trata de una formación política viva que «bulle con normalidad».

Pero antes de llegar a ese escenario, los pulsos de poder se suceden en torno a la confección de las listas de delegados al Regional. Fuentes del partido aseguran que en los próximos días se evidenciará cómo el secretario general de los socialistas andaluces, José Antonio Griñán, «apoyará a los más fuertes en cada territorio». ¿Su intención? «Tomar de una vez por todas las riendas del PSOE-A y situar piezas en las provincias», explican las mismas fuentes. Ya está clara su alianza con el secretario general de Málaga, Miguel Ángel Heredia. En Cádiz, su apuesta pasa por la alcaldesa de Sanlúcar de Barrameda y líder del llamado sector renovador, Irene García, quien ayer tomó el relevo del secretario general de la formación, Francisco González Cabaña, como portavoz del Grupo Socialista en la Diputación gaditana.

En Granada, según otras fuentes, Griñán podría explicitar en las próximas horas su apoyo a la secretaria general de la formación y vicepresidenta tercera de la Mesa del Parlamento autonómico, Teresa Jiménez, en detrimento del actual secretario de Política Municipal del PSOE-A, Juan Manuel Fernández, próximo al ex consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica. Y aún no se descarta que ambos tengan que medir fuerzas con el líder de la formación «Socialistas por Granada», el ex senador Luis Salvador, como ya adelantó LA RAZÓN. Por lo que respecta al «corazón» del partido, Sevilla, la opción «oficialista» es la encabezada por el presidente de la Diputación y de la formación, Fernando Rodríguez Villalobos. Incluso su «rival», el alcalde de Dos Hermanas y presidente de la FAMP, Francisco Toscano, admite que se trata de la «opción más sólida y la que responde a la estructura más tradicional del partido en la provincia». Es consciente de que lidera una lista «alternativa» pero no parece dispuesto a echarse atrás. ¿Sus razones? Pretende encarnar el «sentimiento de inquietud de militantes que no lo pueden expresar por circunstancias de la vida». Toscano quiere «motivar a la gente y movilizar» y dice que no le importa «asumir la responsabilidad». Con todo, plantea: «Que por un lado y por el otro, seamos sexagenarios, que los jóvenes no se sientan con fuerza para tirar del carro, evidencia también cómo está el partido». En ese escenario insiste: «Algunos mantenemos utopías, a pesar de la edad, y nos arriesgamos a perder. Para cambiar hay que empezar», lanza.