La mitad de las infecciones de sida son entre el colectivo de inmigrantes

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Barcelona- El 45,4 por ciento de las 600 nuevas infecciones por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que tuvieron lugar en Cataluña el último año se dieron entre población inmigrante. Así lo explicó ayer la consellera de Salud de la Generalitat, Marina Geli, que lo justificó a «una mayor vulnerabilidad social de este colectivo».Durante la presentación del Plan de acción frente al VIH/sida 2010-2013, Geli insistió en la necesidad de no «estigmatizar» al colectivo inmigrante por esta razón. Las nuevas infecciones han alcanzado un «mínimo casi histórico» en Cataluña la última década, dijo Geli. Según las últimas cifras disponibles,en 2008 se detectaron 636 casos, teniendo en cuenta que desde 2000 se ha dado un «boom» migratorio con la llegada de 1,5 millones de personas.El director del Centro de Estudios Epidemiológicos del Sida, dependiente de la Generalitat, Jordi Casabona, explicó que la «mayoría de las infecciones entre extranjeros acontecen en Cataluña, por lo que no hay razón para pensar que los inmigrantes traen las nuevas infecciones».En 2001, las nuevas infecciones eran 712, y en 2002 llegaron al punto más álgido con 760. En 2006 empezaron a descender hasta 687 y en 2007 a 660.