Diego Urdiales: «Es lamentable que no haya debutado aún en muchas plazas del sur y del Levante»

El diestro Diego Urdiales ha completado un mes de agosto de nota, con tardes importantes en Dax (Francia), San Sebastián, Alfaro –indulto incluido– y la puerta grande perdida en Bilbao por el fallo con los aceros. Convencido de que debería estar en más ferias por los méritos que ha cosechado, el espada afirma estar viviendo una temporada «muy bonita» pese a lo «poco» que ha toreado.

 
 

–Si el domingo en Bilbao hubiese entrado la espada...
–Todo habría cambiado con una puerta grande que no es nada fácil en Bilbao. Me hubiese venido muy bien. De todas formas, dejé claro muchas cosas y demostré que tengo condiciones en una tarde importantísima.

–La crítica ha coincidido en destacar su gran tarde en El Bocho.
–La verdad es que se han dicho cosas muy bonitas tanto de la primera como de la segunda tarde en Bilbao.

–En los últimos paseíllos ha dejado patente el buen momento en el que se encuentra.
–Sí, en las corridas de Vitoria, San Sebastián y Dax me he encontrado bien; además del toro indultado en Alfaro. He cuajado un agosto importante, con grandes faenas que quedarán en el recuerdo.

–Pese a la buena imagen dejada, ¿tiene la espina clavada de no haber podido cortar ningún trofeo en Vista Alegre?
–Sí, pero por suerte han sido dos festejos que han sido televisados y lo ha podido ver todo el mundo. Además, como ya hemos dicho, la Prensa ha sido unánime. Esto tiene que valer, porque no es la primera vez. Llevo varios años demostrándolo.

–Además de su tierra natal, ¿qué tiene el norte que tantas alegrías le da?
–Son las plazas que me abren sus puertas y donde he triunfado los últimos años. He tenido grandes tardes. La afición lo ve y sabe apreciarlo.

–El circuito de las grandes ferias del resto de España todavía sigue resistiéndose...
–Sólo puedo hablar en la plaza y lo estoy haciendo. Es lamentable que no haya debutado aún en muchas plazas del sur y del Levante. En el Mediterráneo, por ejemplo, no sé por qué no he estado en las ferias de Valencia y Castellón.

–Se puede decir que Victorino Martín es su ganadería predilecta, ¿no?
–Es una ganadería muy importante para mí. A partir del toro suyo que indulté en Logroño se me abrieron muchas puertas. Aunque ha sido determinante en mi devenir, he tenido triunfos destacados en plazas como Madrid y Bilbao con otras ganaderías.

–El indulto en San Mateo supuso un cambio en su carrera...
–No cabe duda. Venía de estar dos años parado y a partir de ahí conseguí meter la cabeza en San Isidro, aunque fuera por la vía de la sustitución. Fui además uno de los triunfadores. En Bilbao también hice una faena de las más importantes de mi carrera.

–¿No sería esta plaza de La Ribera un buen lugar para redondear con un triunfo la temporada?
–Por supuesto. Es una feria muy importante, además de una tierra muy especial para mí. El toro que aquí sale se parece más a uno de plaza de primera que de segunda. La exigencia también es muy grande. El indulto del que ya hemos hablado fue inolvidable.

–¿Ha habido contactos para volver a Madrid en Otoño?
–De momento no sé nada, pero todo se sabrá.

–¿Qué balance hace Diego Urdiales de lo que va de temporada?
–Creo que merezco estar en más ferias. He marcado diferencias muy importantes para mí, y me estoy sintiendo muy bien delante del toro. Estoy consiguiendo además cosas por las que he luchado mucho tiempo y por las que entreno a diario. Está siendo una temporada muy bonita, pese a lo poco que he toreado.

–¿Hará este año temporada americana?
–Ha habido contactos con empresas de Colombia, donde fui triunfador en Bogotá a principios de este año. Me han llamado para hacer algunas ferias.