Vuelve el narcocorrido sangriento

Los narcos mexicanos tienen un nuevo objetivo: los cantantes de narcocorridos de cárteles rivales.

Asesinan a tiros a un cantante de narcocorridos mexicano
Asesinan a tiros a un cantante de narcocorridos mexicano

Buenos Aires- Los populares cantantes de un género denominado «narcorridos», dedicado a ensalzar las hazañas de los narcos, han pasado a estar en el punto de mira en la sangrienta guerra que libran los cárteles de la droga. Las odas de estos trovadores despiertan los celos de los distintos cárteles, que no dudan en enviar a sus sicarios cuando las canciones no son de su agrado. Su última víctima fue el cantante de música grupera Sergio Vega, «El Shaka», acribillado a tiros por un número todavía desconocido de asaltantes cerca de San Miguel de Allende (centro del país).El artista viajaba en su vehículo, un Cadillac rojo, acompañado de otra persona que resultó herida en el ataque. Vega se dirigía a Alhuey, en el municipio de Angostura, para participar en un concierto. Cuando se detuvo en un peaje, una furgoneta se cruzó, varios asesinos se bajaron y empezaron a «agujerear» el coche del cantante. La Policía contabilizó al menos 600 tiros.«Encomendarse a Dios»En una entrevista concedida horas antes de su asesinato al diario «La Oreja», Vega manifestó que había reforzado su seguridad a raíz de la ola de violencia que viven los músicos del género norteño. «Yo, que navego temas muy fuertes, muchos corridos, tiene su temorcito y hay que encomendarse a Dios», puntualizó. Paradójicamente, en ese documento el cantante desmentía su muerte.En principio, el narcocorrido no buscaba moralizar el tema del narcotráfico, sino sencillamente detallar las vivencias típicas en las que se hallan envueltos sus personajes, aunque poco a poco comenzaron a surgir grupos que destacaban en los narcos virtudes esenciales para el desempeño de sus actividades, dando de ellos imagen de hombres con poder, valientes, justos e inteligentes.Eso, sumado a que en estos temas la Policía y el Gobierno no suelen salir bien parados, destacando los numerosos casos de corrupción, hace que muchos narcotraficantes queden dibujados como personajes cercanos a Robin Hood.Aunque durante algún tiempo los grupos negaron recibir dinero o regalos de los cárteles por crear estos temas, poco a poco ha ido cayendo el silencio y muchos de ellos lo han reconocido. Según algunas fuentes, ése sería el caso de los célebres Tigres del Norte, que durante una etapa de su carrera pudieron haber aceptado dinero por parte de los protagonistas de sus canciones.De hecho, hay muchos narcotraficantes que, tras llevar a cabo una acción, buscan rápidamente a una de estas bandas para que narren la hazaña en una canción, y que así todos se enteren de lo ocurrido.Para parar su difusión e influencia entre los mexicanos hace cuatro meses, un grupo de legisladores del conservador PAN presentó una iniciativa en el Congreso para que se pene con cárcel la creación y difusión de narcocorridos, así como las películas donde se difundan los valores del crimen organizado.Y lo consiguieron. En la actualidad está prohibida la emisión de narcocorridos en radio y televisión de prácticamente todo el país, alegando que constituyen una apología del delito, y que pueden hacer pensar a los jóvenes que dedicarse al narcotráfico puede ser un gran negocio. Sin embargo, no dejan de componerse y grabarse nuevas piezas, y la gente los busca y los escucha, sobre todo en estados como Durango, Michoacán, Sonora, Sinaloa, Nuevo León, Tamaulipas, Chihuahua o Baja California. Sergio Vega no es el primer cantante asesinado por las redes del narcotráfico, ni será el último. Según apunta el diario mexicano «El Universal», desde el 2007 siete artistas «charros» han sido ajusticiados por sicarios.Las intérpretes femeninas tampoco se escapan. Zayda Peña fue asesinada junto con dos personas más en Matamoros, Tamaulipas. Cuando se encontraba en un motel de la ciudad, un pistolero disparó contra ella. Dos personas murieron en los hechos y ella quedó herida, pero fue rematada en el Hospital General Alfredo Pumarejo, horas después.Otros artistas, como el «Gallo de Oro», Sergio Gómez, el «Loco Elizalde», el «Gallito», Iván Aarón Canastillo oMarco Antonio Abdalá, corrieron la misma suerte.Son la crónica de lo que ocurre en la calle, de lo que pasa en el desierto. Son las violentas historias de una tierra manchada de sangre cuya guerra contra el narco no parece tener fin.

 

Narcocorrido de Sergio Vega. «EL SHAKA »Les voy a hacer un encargoLe dijo el shaka a su genteQuiero lavar un pericoPor que así lo quiere el clienteAl fin si llueve y me mojoTambién se mojan ustedesEl mejor químico que hayaQuiero que le ofrezcan todoYo lo quiero trabajandoAquí en mi laboratorioEsas 20 toneladasQuiero convertir en oroExcelente residenciaY una Cherokee blindadaProtección pa su familiaPor si llueve y sube el aguaPorcentaje al comerciarlaCuando hay calidad hay todoYo ya tengo compradoresPara manejar tres áreasUnos pagaran con yenesOtros marcos de AlemaniaY las libras esterlinasAquí en mi país se gastanDe Japón me la pidieronAllá tengo que mandarlaSon un poquito exigentesPero tienen mucha lanaTambién les gusta lo buenoQuieren de la que usa el shaka

Letras violentas- «Chinga a tu madre»Voy a mandarte una carta toda manchada de sangre en seis palabras te digo vas y chingas a tu madreSergio Vega

-«La troca perrona»Salieron de Mazatlán en una troca perrona le iban a partir su madre a unos narcos de Arizona era un ajuste de cuentas al estilo Sinaloa Sergio Vega

-«La continuación del baleado»Me dejaron baleado también me dieron por muerto ahorita los ando buscando les voy a arrancar los sesos Larry Hernández

-«Los 2 primos»Si se ocupa hacer un desmadre como enfrentar militares tal vez acabar unos cuantos ejecutarlos al instante para eso acudimos al 11 dudo que las bazokas le fallenLa Limpia

En la mira de los sicariosValentín Elizalde25 de noviembre de 2006El «Gallo de Oro» fue acribillado en Reynosa, Estado de Tamaulipas.Zayda Peña1 de diciembre de 2007La vocalista de Zayda y los Culpables fue tiroteada y rematada en el hospital.Sergio Gómez3 de diciembre de 2007El cantante de K-Paz de la Sierra fue torturado y asesinado en Michoacán.Jesús Rey Alfaro Pulido13 de febrero de 2008«El Gallito» fue asesinado en Tijuana, después de haber sido torturado.Carlos Ocaranza 17 de agosto de 2009«El Loco Elizalde» fue acribillado cuando salía de un bar en Guadalajara.