El historial clínico del Monarca una cuestión de Estado

Consideran que su ingreso hospitalario no impide el ejercicio de sus funciones por lo que se descartó adoptar cualquier medida prevista por la Constitución para una eventual inhabilitación del Jefe del Estado.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La salud del Rey es motivo de frecuentes rumores y de todo tipo de especulaciones y un tema que entra dentro de la más absoluta discreción por parte de la Casa del Rey. Pocas veces el Palacio de la Zarzuela informa sobre el estado de salud del Monarca. Lo cierto es que sólo en caso de que alguna enfermedad obligue a alterar la agenda de Don Juan Carlos, éste padezca alguna enfermedad grave o los problemas sean visibles,como cuando se ha roto un brazo o ha tenido que usar muletas. La última vez que se supo de algún problema de Don Juan Carlos fue cuando la Casa del Rey, el pasado 16 de marzo, confirmó que el Monarca usaba audífonos desde hace mucho tiempo porque se consideró que era necesario dadas las dificultades auditivas que padecía. Más próximo en el tiempo está el parte médico que Zarzuela emitió después de los análisis a los que se sometió el Rey los pasados 26 y 27 de marzo. Según el parte, los exámenes médicos habían sido «plenamente satisfactorios». Este parte del examen médico anual es de las pocas informaciones de esta índole que ofrece la Casa del Rey de forma periódica. Don Juan Carlos permanecerá pocos días ingresado y, a más tardar, en quince días estará plenamente activo. Por eso y por el tipo de operación, la Casa del Rey y el Gobierno consideraron que el tiempo que el Monarca iba a estar sedado por su intervención quirúrgica no le va a impedir el ejercicio normal de sus funciones, según informó a Efe un portavoz de Zarzuela. Esa circunstancia ha hecho que se desestime adoptar cualquier medida prevista por la Constitución para una eventual inhabilitación del Jefe del Estado.El artículo 59 de la Constitución, en su punto segundo, establece que el Príncipe heredero asumirá la Regencia «si el Rey se inhabilitare para el ejercicio de su autoridad y la imposibilidad fuere reconocida por las Cortes Generales». La Casa del Rey mantuvo informados de la intervención quirúrgica al jefe del Gobierno, al presidente del Congreso, al líder de la oposición, y al presidente de la Generalitat de Cataluña, ya que la operación quirúrgica ha tenido lugar en Barcelona.La Casa del Rey ha anulado por el momento dos actividades que estaban en la agenda de Don Juan Carlos de esta semana: la entrega de cartas credenciales de nuevos embajadores que iba a mantener el jueves, y la visita a una unidad de Infantería de Marina en Cartagena prevista inicialmente para el miércoles.