Unos 6000 ciudadanos se niegan a pagar el euro por receta farmacéutica

La Generalitat recauda 33,6 millones de euros desde el 23 de junio pasado

La Comunidad de Madrid anunció ayer que, a partir de enero, también cobrará un euro por receta
La Comunidad de Madrid anunció ayer que, a partir de enero, también cobrará un euro por receta

Barcelona- Por cada euro por receta que no se quiere pagar, el insumiso está obligado a rellenar un formulario y a entregar una fotocopia de su DNI. Un proceso que puede disuadir a muchos ciudadanos pero no a 6.000 catalanes que hasta ahora se han negado a pagar la nueva tasa farmacéutica desde que esta entrara en vigor el pasado 23 de junio. La Generalitat aún estudia como acabar con el impago voluntario del también denominado «tique moderador».
A día de hoy, el Govern ha dejado de ingresar el euro correspondiente a 18.000 recetas, lo que supone, según explicó a Ep el director de Farmacia de la Generalitat, Antoni Gilabert, el 0,05 por ciento del total de medicamentos dispensados. Aunque, en cuatro meses, la Generalitat ha recaudado 33,6 millones de euros gracias a la implantación de esta nueva tasa farmacéutica. De hecho, la conselleria de Salud señaló al presentarla a los medios de comunicación que la medida permitiría ingresar anualmente 100 millones de euros –50 este año 2012 al entrar en vigor en junio–.

El año pasado, el Servei Català de la Salud emitió 155 millones de recetas, lo que supuso un gasto en farmacia de 1.692 millones de euros a los que deben sumarse los 600 millones de euros destinados a pagar los medicamentos entregados en los propios hospitales. Desde que entrara en vigor el euro por receta y la reforma del copago farmacéutico del Gobierno, en Cataluña se ha dispensado un 20 por ciento menos de recetas que en los meses de julio, agosto y septiembre del año pasado. Un descenso que la Generalitat considera que se mantendrá en los próximos meses.

Al final de año, la tasa se revisará por el departamento de Salud con un doble objetivo. Por un lado, actualizar el colectivo de personas exentas de pagar la tasa que, actualmente, suma unos 127.000 ciudadanos. Y, por otro lado, la Generalitat decidirá qué hace con la lista de 300 medicamentos que cuestan entre 1,67 y 2 euros y que salen más caros con receta que sin, ya que sólo los fármacos con un precio inferior a 1,67 euros están exentos de la tasa. Del total de recetas emitidas, el 17 por ciento no está gravado.