Gallardón quiere un IBI social

El alcalde de Madrid y candidato del PP a la reelección, Alberto Ruiz-Gallardón, lanzó ayer una nueva propuesta electoral durante un acto celebrado en un centro de mayores del distrito de Vicálvaro: quiere que el Gobierno central modifique la ley que regula el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) para que los ayuntamientos puedan establecer criterios impositivos más flexibles.

033mad27fot1
033mad27fot1

Explicó que «reclamará» la implantación del IBI Social, que incluiría bonificaciones de hasta el 50 por ciento para los colectivos con menos posibilidades económicas. «No tiene sentido que el IBI no tenga una progresión o, al menos, capacidad de adaptación para personas con menos capacidades económicas», consideró.

Aunque Gallardón no aportó más detalles sobre esta propuesta, su delegado de Hacienda, Juan Bravo, explicó que la idea es que las corporaciones locales puedan fijar «tipos progresivos» en relación con el valor catastral de los pisos, según Ep. Además, los miembros del PP madrileño también quieren que los consistorios tengan capacidad de fijar bonificaciones para los colectivos con menor poder adquisitivo en función de su renta, unas reducciones fiscales que se aplicarían, según Bravo, a través de la Declaración de la Renta, el «único medio viable para la gestión y el control» de una medida de estas características.

Bravo recordó que estas peticiones «no son nuevas», sino que ya estaban incluidas en el Programa Marco del PP para las elecciones de 2007. De hecho, ya en septiembre de 2002 se negoció la posibilidad de introducir este tipo de cambios. Sin embargo, finalmente sólo se consiguió introducir bonificaciones en el IBI para las familias numerosas y cambiar el régimen de las viviendas vacías.

Por otra parte, se puede considerar que la jornada de ayer fue ya en clave de absoluta precampaña para Gallardón. El candidato a la Alcaldía se hizo la foto oficial con los 40 primeros miembros de la lista con la que concurrirá a las elecciones municipales del próximo 22 de mayo, una candidatura que, con sólo nueve caras nuevas, es «de continuidad y cuyo objetivo será llevar a la capital a las cotas máximas de liderazgo».

La imagen fue tomada junto a los nuevos estanques que hay a los pies del Puente de Segovia, en la margen de Madrid Río, y en ella aparecen la mayor parte de los concejales de la actual Corporación, con las excepciones de Sandra de Lorite, que abandona la política, y de Iñigo Henríquez de Luna, Carmen González y Tomás Serrano, que irán en la lista del PP a la Asamblea de Madrid. Tras posar para la foto, Gallardón agradeció a todos los miembros de su candidatura el «compromiso» asumido «con todos los madrileños, los que voten (al PP) el día 22 y los que no», para «identificar ese deseo de auténtica transformación y crecimiento de Madrid».

La baza de la gestión y del trabajo bien hecho fue uno de los eslóganes que ayer repetía Gallardón: «Nos conocéis a la mayoría porque éste es un equipo que da continuidad a lo que pensamos con orgullo que ha sido la mayor tarea de transformación de la ciudad que ha vivido Madrid en toda su historia. Una tarea de ambición colectiva cargada, como todos los grandes proyectos, de muchísimo trabajo y de muchas dificultades que hemos ido superando desde la cercanía y la sintonía con la gente». Con este equipo, Gallardón apuesta por mantener las claves que tan buenos resultados le dieron en los pasados comicios de 2007.

Teleasistencia para los mayores de 80 años
Gallardón ha asegurado que ésta será una campaña de ideas y propuestas y se empeña cada día en cumplir esta máxima. Además de pedir la reforma del IBI, el candidato a la Alcaldía aseguró ayer que si es reelegido alcalde extenderá la teleasistencia a todos los mayores de 80 años y reforzará la Ayuda a Domicilio. En la actualidad, la teleasistencia llega al 40 por ciento de las personas de más de 80 años de la capital. Gallardón insistió en que las restricciones presupuestarias no han afectado a los servicios destinados a los ciudadanos que tienen más de 65 años.