La guerra sanitaria entre País Vasco y La Rioja llega al aborto

Patxi López se niega a atender a las pacientes riojanas

El lehendakari, Patxi López, se dispone a comparecer hoy ante los medios de comunicación en el Parlamento Vasco
El lehendakari, Patxi López, se dispone a comparecer hoy ante los medios de comunicación en el Parlamento Vasco

MADRID- El presidente de La Rioja, Pedro Sanz, aseguró ayer que su Gobierno planteó al Ejecutivo vasco un acuerdo para que las interrupciones voluntarias del embarazo de aquellas mujeres riojanas que lo deseen puedan realizarse en el País Vasco –los médicos de la comunidad riojana se acogen a la objeción de conciencia para no practicar estas intervenciones–, como parte de la compensación entre ambas regiones por la atención sanitaria que La Rioja presta a los vecinos de Álava. Sanz pretendía así desbloquear el conflicto surgido tras su decisión el pasado mes de septiembre de suspender el servicio médico a los ciudadanos de la comunidad limítrofe.
Mientras que el lehendakari vasco, Patxi López, acusaba ayer al presidente riojano de tratar de «dinamitar el sistema autonómico», el diputado del Partido Popular de La Rioja y portavoz de Sanidad, Félix Vadillo, achacó a la «soberbia» del Gobierno vasco que no se haya alcanzado aún un acuerdo y recordó que no tienen obligación legal de garantizar esa asistencia «y la hemos estado prestando con todo el cariño del mundo de una manera irregular durante nueve años». Aunque el Ministerio de Sanidad urgió ayer al Gobierno de Sanz para que restablezca el servicio a los ciudadanos alaveses, fuentes del ejecutivo riojano señalaron a LA RAZÓN que, una vez recibido el requerimiento oficial, existe un plazo de un mes para realizar alegaciones. En el gobierno de Logroño ha extrañado esta solicitud, dado que por entonces la actual ministra en funciones, Leire Pajín, ya no estará en al cargo de la cartera de Sanidad. Sanz calificó de «frívolo» el requerimiento y afirmó que «no va a aceptar» esa solicitud. Aun así, La Rioja y el País Vasco retomarán las conversaciones el próximo lunes y las mismas fuentes señalan que el acuerdo llegará si no ese día, en un breve plazo de tiempo, circunstancia que fue confirmada por el Gobierno vasco.