Sanidad revisa 230 instalaciones

Dos nuevos casos aumentan a 29 los afectados por legionelosis

Treinta inspectores están analizando todas las instalaciones susceptibles de albergar la bacteria en los distritos de Retiro y Centro
Treinta inspectores están analizando todas las instalaciones susceptibles de albergar la bacteria en los distritos de Retiro y Centro

Madrid- Continúa en aumento el número de afectados por el brote de legionela detectado en los distritos de Centro y Retiro. El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, confirmó ayer dos nuevos casos de infectados por la bacteria. Con éstos se elevan a 29 los enfermos por esta cepa de legionelosis que ya ha provocado dos fallecimientos. Por otro lado, seis de los pacientes ya han sido dados de alta en los diversos hospitales en los que estaban ingresados y continúan el tratamiento en su domicilio. Otras 21 personas siguen el tratamiento en distintos centros hospitalarios de toda la región.
Lasquetty también informó de que hay treinta técnicos inspeccionando todas las instalaciones de refrigeración, calefacción y conducciones de agua susceptibles de albergar la bacteria. «Se trata de una labor casi detectivesca porque no sólo buscan en las instalaciones, sino que también tienen que analizar los hábitos de los enfermos durante las últimas dos semanas para encontrar lugares en común que les permitan reducir el radio de búsqueda», recordó.
Desde que comenzó el trabajo de revisión se han tomado muestras de 231 lugares para localizar el origen del contagio. Sin embargo, el consejero precisó que no se conocerán los resultados hasta el próximo viernes día 29, ya que es necesario un cultivo de la bacteria y su posterior comparación con la cepa que ha infectado a los pacientes para descubrir dónde se origina el brote de legionela.
Igualmente, Lasquetty insistió en tranquilizar a la población, especialmente a los vecinos de los distritos afectados, ya que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) «de momento es un brote de alcance no muy grande». El consejero recordó que no es posible tomar medidas preventivas, ya que se contagia por el vapor de agua que sale de una instalación que mantenga este líquido a más de 30 grados, que es donde se reproduce la bacteria. «No se contagia de persona a persona ni por beber líquidos», repitió.
Desde el Ministerio de Sanidad, el director general de Salud Pública, Ildefonso Hernández, confirmó las palabras de Lasquetty y aseguró que no hay preocupación por el brote de legionela detectado en Madrid «porque los procedimientos están muy estandarizados» y los datos de la capital están en la media habitual de contagios a nivel nacional. Según explicó Hernández, cada año se detectan en España unos 45 brotes de esta bacteria, lo que supone 1.400 casos anuales, «que los servicios de vigilancia epidemiológica tienen muy bien identificados».