Silvia Clemente pide una futura PAC con medidas para asegurar «precios justos»

Además indica que se debe tener en cuenta que «la actividad agraria no se ejerce con los mismos costes en todos los sitios».

La consejera Silvia Clemente, junto a Valín y González, en la Comisión Mixta para la Unión Europea
La consejera Silvia Clemente, junto a Valín y González, en la Comisión Mixta para la Unión Europea

Madrid- La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, sigue recorriendo todos los rincones para conseguir la mejor Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2014-2020 para beneficiar a los agricultores y ganaderos de Castilla y León. En esta ocasión fue en Madrid, durante la Comisión Mixta para la Europa de la Unión (UE), en la que pidió una futura PAC con medidas de intervención en el mercado para asegurar precios justos para los profesionales de nuestra Comunidad.
Asimismo, solicitó conocer el impacto económico de esta iniciativa, conseguir que el ciudadano europeo vea esta política como generadora de alimentos, que las ayudas que se destinen garanticen la viabilidad de la agricultura y ganadería y que España asuma una posición de Estado en esta materia.
Silvia Clemente consideró que para cumplir estos objetivos se debe concienciar a la sociedad de lo importante que es la PAC. «La barra de pan o el tetrabrick de leche que compramos en la tienda de barrio o del supermercado proceden del trabajo de unas personas, tiene un coste que es preferible pagarlo entre todos, con una reglas comunes, si queremos seguir teniendo la seguridad alimentaria que demandamos como consumidores. Eso es justamente la PAC», añadió.

Cubrir las necesidades
En este sentido, afirmó que la medida debe «cubrir las necesidades del sector agrario, para garantizar un nivel de vida adecuado a los profesionales.
La consejera declaró que «la agricultura europea está en general muy envejecida, prácticamente la mitad de los agricultores tiene más de 55 años, de media hay un agricultor de menos de 35 años por cada nueve de 55. En Castilla y León tenemos una situación similar a la media europea, y algo mejor a la media española».
Por este motivo, aseguró que la Junta apostó por incorporar a la PAC un componente de «protagonismo joven», que permita que la juventud lidere la innovación y los nuevos mecanismos de intervención y regulación de mercados, en el aspecto de la concentración de la oferta.
Para tener una PAC fuerte sería necesario, según la consejera, «cuantificar el impacto económico que tendría las ayudas planteadas por la Comisión en su Comunicación». Se trata «de conocer los perjuicios y los beneficios» para de esta forma «conseguir la máxima financiación posible como Estado», ya que «la estrategia financiera al final será la que determine las posibilidades de avanzar, estancarnos o desaparecer».
«Todos ustedes saben los efectos que los fondos agrarios europeos tienen y tendrán en el balance financiero español. En Castilla y León esta financiación es importantísima, somos los segundos perceptores detrás de Andalucía, el año pasado se alcanzó el importe de 1.146 millones», concluyó.