Rajoy apoya a Basagoiti y cree que las urnas avalan la «política valiente» del PP

Rajoy confirmó ayer una próxima reunión del Pacto de Toledo para hablar de las pensiones
Rajoy confirmó ayer una próxima reunión del Pacto de Toledo para hablar de las pensiones

MADRID- El guión del Comité Ejecutivo Nacional del PP que ayer presidió Mariano Rajoy estaba escrito de antemano. El presidente del Gobierno refrendó la gestión de los dos candidatos, la del triunfador Alberto Núñez Feijóo, y la del vasco, Antonio Basagoiti, al que las urnas dejan en una posición más precaria tras perder tres escaños en la Cámara regional. La cúpula popular cerró filas con los dos resultados electorales sin sombra de autocrítica oficial. Salvo excepciones, como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que reconoció a su llegada a Génova que estaba decepcionada con los resultados vascos, pero que respaldó, al mismo tiempo, la continuidad de Basagoiti. Ese apoyo fue unánime y lo capitaneó Rajoy. La dirección popular justifica su pérdida de votos en la «complicada coyuntura» que existe en esa comunidad autónoma. De hecho, la secretaria general, María Dolores de Cospedal, destacó que el «retroceso es recuperable» y que su partido, bajo la dirección de Basagoiti, seguirá defendiendo un País Vasco integrado en España; la Constitución y el Estatuto de Guernica; la convivencia en libertad; y la recuperación económica para el País Vasco y para el conjunto de España. Dentro del PP hay voces críticas con la estrategia del Gobierno y de la dirección del partido con la cuestión vasca por entender que «ha faltado contundencia» en la defensa de la ortodoxia. Pero esa crítica quedó ayer silenciada en la Ejecutiva. En su intervención a puerta cerrada, Rajoy valoró los resultados electorales en Galicia como un respaldo de los ciudadanos a las políticas de responsabilidad, austeridad, sobrias y que plantean respuestas a los problemas. Es decir, un aval a las «políticas valientes» de su partido. Sobre la petición de ayuda al BCE precisó que valora sus efectos sobre la prima de riesgo y la condicionalidad. También anunció una reunión de Pacto de Toledo para hablar de la sostenibilidad de las pensiones.