«Una opción interesante es multar a los padres»

La muerte de un joven en un «macrobotellón» en Sevilla debe ser motivo de reflexión por parte de la sociedad. El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, aboga por fomentar la educación en casa, una educación basada en valores, para que no se acostumbren a beber: «Es una labor complicada porque implica no beber delante de ellos.

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Hay que explicarles que beber no es bueno, que sólo hay que hacerlo en ocasiones especiales y que para divertirse no hace falta beber».

En opinión de Canalda, «sancionar a los padres por lo que hacen los hijos puede ser una alternativa interesante».

Hasta ahora, según el Defensor del Menor, los padres siguen la técnica del avestruz: «Esperan despiertos hasta que llegan sus hijos y cuando oyen la puerta se duermen. Hay que ir más allá, levantarse, mirarles, olerles y ver en qué condiciones llegan».

Para ello, añadió, «es importantísimo fomentar actividades dististas de ocio como el deporte».
Asimismo, lamentó que «los jóvenes salen a divertirse y la unica alternativa es beber, y lo hacen de forma desaforada. Como no tienen dinero para pagar la entrada de las discotecas o para pagar las copas consiguen bebida barata en los «chinos» y mezclan todo tipo de bebidas y sustancias».

Por ello, propone un «mayor control de la venta de alcohol a menores, con más inspecciones a locales y más rigurosas. Una opción es la de establecer la figura de los agentes tutores, que ya funcina en Madrid y ha ayudado a controlar la venta de alcohol y el menudeo con drogas.