Arenas a Griñán: «Que no busque excusas y ayude a la juez de los ERE»

Los 30 años del PSOE en la Junta, claves para la «trama»

El presidente del PP-A visitó ayer un hospital en Sevilla
El presidente del PP-A visitó ayer un hospital en Sevilla

Sevilla- El presidente del PP-A, Javier Arenas, instó ayer al presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán a que «no busque más excusas» y le apremió a «ayudar» a la juez Mercedes Alaya ya que «Griñán fue el consejero de los ERE y ahora es el presidente de los ERE».

Arenas demandó además a Griñán que «en algún momento permita la investigación parlamentaria y permita que los interventores de la Junta comparezcan en el Parlamento andaluz».

En un acto en Sevilla, el dirigente popular ha valoró los últimos autos judiciales emitidos sobre el caso de los ERE y pidió al presidente del Gobierno andaluz que «no busque más excusas y ayude a la juez a que se devuelvan las ingentes cantidades de dinero que con conocimiento de altos cargos de la Junta han desaparecido», dijo parafraseando uno de los autos.

El presidente del PP-A apuntó que parte de lo que está pasando –«una trama organizada»– es por que los socialistas llevan 30 años en el poder, por lo que insistió e que hay que limitar los mandatos del presidente de la Junta a ocho años por ley.

Por su parte, el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez, cargó otra vez contra la labor de la instructora y criticó que muestra un «afán exculpatorio» hacia el PP-A. También aseguró que «le empieza a escamar» que en los autos «traslade directamente» los argumentos de dicha formación, «incluso sobre cuestiones que no se sustentan».


«Andalucía es donde hay más recortes»
Arenas defendió los recortes de la presidenta de Castilla-La Mancha, Dolores de Cospedal, ya que ha recibido «una comunidad absolutamente quebrada». También señaló que en Andalucía «es donde se están registrando más recortes por la vía de no ejecutar los presupuestos de la Comunidad en materia de educación, sanidad y asuntos sociales». Según el líder popular «no se dice que se recorta pero se está recortando».