Ruth Gabriel: «No soy partidaria del botellón»

Profesión: actriz. Nació: en 1975, en San Fernando (Cádiz). Por qué está aquí: interpreta la obra «Verano», de Jorge Roelas, ahora en gira.

Ruth Gabriel
Ruth Gabriel

–¿Qué se ha recortado de las vacaciones?
–Nada. Sólo me recorto las puntas.

–¿Con quién se tomaría la caña de su vida?
–Con algunos amigos de Los Ángeles, a los que echo mucho de menos.

–¿Con quién no se tomaría una caña nunca?
–Con quien no entiende un «no» como respuesta. Con un pesado.

–¿Debe más de lo que le deben o...?
–Debo más: tengo hipoteca.

–Tenemos 400.000 políticos. ¿Cuántos le sobran?
–Muchos. Los suficientes para equipararnos con los países de la UE.

–¿Qué más recortaría?
–No sé si queda algo por recortar.

–¿La gente critica a Sara Carbonero por envidia o ...?
–Por envidia. Somos muy criticones.

–¿Con quién desearía encontrarse en una isla nudista?
–Con cualquiera menos con un fotógrafo.

–¿Qué horterada veraniega lleva peor?
–Los cánticos regionales a altas horas de la madrugada. No soy partidaria del botellón.

–¿Qué espera que le suceda en vacaciones y nunca le sucede?
–Tener que suspenderlas porque me llama Spielberg.

–¿Le parece indecente gastar en...?
–En cosas que compras compulsivamente y que no vas a disfrutar.

–¿Qué haría si le tocaran 10 millones en la lotería?
–Desmayarme, viajar por donde nunca estuve y montar una productora.

–Cuando mira a un hombre, ¿dónde clava los ojos primero?
–Me fascina ver cómo fruncen el entrecejo.

–¿Una aventura le gustaría vivir y no se atreve?
–Tirarme en paracaídas.

–¿Qué hay más feo que un paisaje de barrigas cerveceras?
–La ropa ajustada que marca la ropa interior.

–Las redes arden. Piden la vuelta de la guillotina. ¿Partidaria?
–No, por Dios. Un cambio radical, sí.