La amenaza de una moción lleva a Garitano a recular sobre las víctimas

El diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, ha necesitado sólo cuatro días para sembrar la polémica y conseguir que sus palabras puedan costarle muy caras. El debate surgió después de que tildara como «más que un error» sólo los atentados cometidos por ETA en Cataluña. Tras estas declaraciones, Martín Garitano intentó recular ayer, pero olvidó pedir perdón a las víctimas.

Martín Garitano es una de las cabezas visibles de Bildu
Martín Garitano es una de las cabezas visibles de Bildu

Se limitó a afirmar que «no quise hacer distinción ni establecer categorías» entre las víctimas de ETA. Lo llamativo es que estas «aclaraciones» llegan justo en el momento en que varias personalidades políticas se han mostrado a favor de realizar una moción de censura contra su persona. El primero en evidenciar esta posibilidad fue el actual presidente del Senado, Javier Rojo: «O cambia de comportamiento (refiriéndose a Garitano) o animaré a que se proceda a una moción de censura contra él». A estas palabras se unió la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría que aseguró que su partido «apoyará cualquier medida que tenga por objeto sacar a Bildu de las instituciones, incluida la Diputación de Guipúzcoa».

De momento la Fiscalía de la Audiencia Nacional está «vigilando» sus pasos, y las críticas al líder de la coalición abertzale no dejan de sucederse. Ayer fue el turno del vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, que afirmó que Garitano ha quedado «retratado» con sus palabras y que es «asqueroso que se hagan distinciones entre las víctimas del terrorismo». Por su parte el presidente del PP en el País Vasco, Antonio Basagoiti, señaló a Martín Garitano como «lo más malo que hay» y recordó que esta situación se podía ver venir «Es lo peor de lo peor y se sabía. Lo que pasa es que algunos se han estado poniendo vendas en los ojos durante estos últimos meses», subrayó. El dirigente popular también se posicionó a favor de una posible moción de censura: «Que digan día y que digan hora y el PP estará dispuesto».


Etarras en las fiestas de Bilbao
La asociación Dignidad y Justicia presentó ayer en la Audiencia Nacional un escrito para que se investigue la exhibición de fotos de presos etarras durante la celebración del tradicional «chupinazo» en las fiestas de Bilbao, el pasado sábado. Entre estas imágenes se podían ver los rostros de los terroristas Harriet Iragi, condenado –entre otros delitos– por el asesinato del entonces fiscal jefe de Andalucía Luis Portero, padre de Daniel Portero, presidente de Dignidad y Justicia– y del ex jefe etarra Garikoitz Aspiazu, «Txeroki». La citada asociación pide que se identifique a los que portaban esas fotografías y se les cite a declarar como imputados, ya que los hechos pueden constituir un delito de enaltecimiento del terrorismo, informa Azahara Corrales.