Guerra abierta por las oposiciones a profesor

Dos comunidades no convocarán exámenes y otras cuatro se lo están pensando. Sólo dos de cada cien aspirantes obtendrán una plaza

Patricia, de 23 años, oposita a maestra de Educación Infantil
Patricia, de 23 años, oposita a maestra de Educación Infantil

MADRID- Malas noticias para el futuro de la docencia en España. El Ministerio de Educación ayer no fue capaz de arrancar a todas las comunidades autónomas el compromiso de que oferten este año plazas de profesores de Educación Primaria después de la reunión que mantuvieron. Algunas comunidades ni siquiera cubrirán el 30% de reposición de funcionarios jubilados, aunque este año se prevé que haya más que nunca. Definitivamente, no habrá exámenes en Castilla-La Mancha, Canarias y con toda probabilidad Asturias, que ayer no acudió a la reunión con el Ministerio, aunque ya había avisado de que no lo haría. Lo están pensando todavía Murcia, Castilla y León, Extremadura y La Rioja. Y sí ofrecerán plazas Andalucía, Aragón, Baleares, Cantabria, Cataluña, Comunidad Valenciana, Galicia, Madrid, Navarra, País Vasco, Ceuta y Melilla.

Sin embargo, las que son favorables, si se acogiesen a la Ley de Presupuestos, tampoco estarían en condiciones de ofrecer un número importante. Por ejemplo, Madrid había prometido 2.200 plazas para funcionarios, pero sólo podría convocar 380 frente a los más de 70.000 aspirantes que podrían presentarse. Precisamente este fue uno de los argumentos utilizados por las comunidades para justificar su negativa. Y es que iba a haber más tribunales que plazas y, en caso de abrir la convocatoria, se iba a producir una avalancha de opositores de otras comunidades autónomas.


Frustración
Es por esto por lo que Murcia pidió ayer al Gobierno central que impulse una rectificación para la limitación de la oferta pública de empleo. Andalucía anunció que sacaría más plazas de las previstas por la ley, hasta alcanzar las 3.000, pero ayer el Ministerio de Educación pidió a todas las comunidades que se atuvieran a la norma.

Lo que no se especificó ayer es cuántas plazas estarían en disposición de convocar las autonomías, aunque si se atuvieran a la Ley de Presupuestos del Estado, no llegarían a las 8.000 en toda España (dos plazas por cada cien aspirantes). La situación ha generado una gran frustración entre los más de 300.000 opositores que se están preparando en las academias (pagan una media de cien euros al mes) y entre los interinos que aspiran a tener plaza fija en la pública. El presidente del sector de enseñanza del CSIF, Eliseo Moreno, manifestó a Efe que Asturias, Canarias y Castilla-La Mancha «no han estado a la altura de lo que se les pedía».


Postura común
El secretario general de FETE-UGT, Carlos López Cortiñas, insistió en la necesidad ofrecer plazas públicas de maestros y pidió al Ministerio de Educación que «siga insistiendo» y convoque a las comunidades a una reunión política y de carácter «decisorio».

En términos similares se manifestó el sindicato de profesores ANPE y aseguró que el Ministerio de Educación «no puede escudarse en el traspaso de competencias para renunciar a la coordinación de la política educativa». «Si la reunión entre Educación y las Comunidades autónomas ha sido infructuosa, debe volverse a intentar inmediatamente».

Ayer, el Ministerio de Educación pidió que reconsideren su postura a las comunidades autónomas que no tenían previsto inicialmente convocar plazas de profesor y las cuatro que tenían dudas. Y es que el Ministerio quiere que se adopte una postura común en el conjunto de España sobre este asunto.