Cameron anuncia la retirada de las tropas británicas de Afganistán en cinco años

«Después de nueve años allí, no podemos estar más tiempo», afirmó el premier

Cameron, hoy en Ontario, donde acude a la cumbre del G-8
Cameron, hoy en Ontario, donde acude a la cumbre del G-8

El primer ministro británico, David Cameron, afirmó ayer que quiere retirar las tropas que Reino Unido tiene desplegadas en Afganistán en el plazo de cinco años. En una entrevista con la cadena de televisión SkyNews en Canadá, donde asiste a las cumbres del G-8 y el G-20, Cameron fue preguntado acerca de su deseo de que los 10.000 militares británicos desplegados en Afganistán estén de vuelta antes de las próximas elecciones en Reino Unido, previstas para 2015.«Quiero que eso ocurra, que nadie se equivoque», contestó el mandatario británico, quien tratará este asunto hoy con el presidente estadounidense, Barack Obama. Pese a referirse indirectamente a 2015, Cameron manifestó que prefería «no tratar este tema con plazos de tiempo estrictos», pero, señaló, «no podemos estar allí otros cinco años más, después de haber estado ya durante nueve años».«Hay una cosa sobre la que tenemos que ser claros. Reino Unido debería tener una relación a largo plazo con Afganistán, incluida la ayuda para entrenar a sus tropas y preparar su sociedad civil, mucho después de que el grueso de las tropas hayan vuelto a casa», dijo.Fuentes cercanas a Cameron manifestaron posteriormente a la cadena pública BBC que estos comentarios del primer ministro no suponen establecer un nuevo ritmo para el repliegue militar.La retirada de Afganistán fue una cuestión de la que Cameron ya habló, estableciendo plazo concretos, durante la campaña electoral para los comicios del pasado 6 de mayo y hace dos semanas ante el Parlamento volvió a dejar clara cuál es su posición.«Nuestras fuerzas no permanecerán en Afganistán ni un día más de lo necesario y quiero traerlas de vuelta a casa en el momento en que sea seguro hacerlo», afirmó ante la Cámara de los Comunes.A pesar del incremento en la fuerza extranjera dominada por Estados Unidos hasta 150.000 efectivos, la insurgencia está en el momento de mayor intensidad desde el derrocamiento del régimen talibán en 2001.Estados Unidos tiene previsto empezar a retirar sus tropas a partir de julio de 2011, dejando que las fuerzas afganas asuman el liderazgo. La Administración Obama no ha dicho cuántos soldados retirará o a qué velocidad abandonarán el país. Los efectivos británicos han estado implicados en algunos de los enfrentamientos más feroces en la provincia de Helmand, en el sur del país. El número de bajas de Reino Unido desde 2001 ha superado las 300, minando el apoyo de los ciudadanos a la misión.