Clinton primera secretaria de Estado de EEUU en visitar Birmania desde hace 50 años

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, se ha convertido en la primera persona desde hace 50 años que, ostentando ese cargo, viaja a Birmania, una visita con la que pretende presionar a los dirigentes birmanos para que rompan su relación con Corea del Norte y emprendan reformas.

Su avión oficial ha aterrizado este miércoles en el aeropuerto de Naypyitaw, la remota capital de Birmania. Entre hoy y el miércoles se reunirá con miembros del nuevo gobierno civil, apoyado por el Ejército, y con la líder opositora Aung San Suu Kyi.

John Foster Dulles visitó este país asiático en 1955, cuando era secretario de Estado de Estados Unidos. Clinton ha viajado allí en un momento en que el país está experimentando rápidas transformaciones políticas, después de soportar durante décadas un régimen autoritario que comenzó con un golpe de Estado militar en 1962.

Tras las elecciones del pasado noviembre, el Ejército entregó el poder a civiles que, en su mayoría, antes eran militares. Clinton se reunirá con el presidente birmano, Thein Sein, y otros altos cargos en Naypyitaw este jueves. Un alto cargo del Departamento de Estado ha adelantado que la secretaria instará a los nuevos dirigentes birmanos a anular sus acuerdos militares secretos con Corea del Norte.

"En nuestras discusiones trataremos de conseguir garantías mucho más sólidas (...) de la determinación del Gobierno para interrumpir unas actividades que nosotros consideramos poco éticas para el mantenimiento de la paz y la estabilidad", ha explicado la fuente a los periodistas en el avión.

Las autoridades estadounidenses han dicho que creen que Birmania ha intentado obtener tecnología de misiles de Corea del Norte pero que no han cooperado en materia nuclear. "Por ahora, nos centramos principalmente en los misiles (...). Lo hemos analizado con detenimiento y no hemos visto que en este momento estén realizando un esfuerzo nuclear considerable", ha dicho.

MAS REFORMAS
Fuentes oficiales estadounidenses han añadido que Clinton también convencer al Gobierno birmano para que emprenda más reformas para establecer un sistema verdaderamente democrático.

Concretamente, Washington pide que todos los presos políticos sean liberados y que el Gobierno intente poner fin a los conflictos con varias minorías étnicas a cambio de plantearse la anulación de las sanciones económicas que impuso a Birmania hace dos décadas.

"La secretaria va a pedir una serie de medidas concretas que queremos ver en la próxima fase del proceso en curso", ha señalado la fuente. "Esperamos hacer una revisión a fondo no solo de las medidas que han tomado y de las que esperamos para el futuro, sino de lo que Estados Unidos está dispuesto a ofrecer a cambio", ha agregado.

Sin embargo, la secretaria de Estado no cree que las sanciones se puedan relajar a corto plazo. Además, esa decisión debería ser aprobada por el Congreso, donde algunos diputados se muestran escépticos ante las reformas del Gobierno birmano.

Clinton viajará este jueves a la ciudad de Rangún, donde realizará una ofrenda en la pagoda de Shwedagon. Además, mantendrá dos encuentros --uno el jueves y otro el viernes-- con Suu Kyi, una firme defensora de la democracia que ha pasado quince de los últimos 21 años en la cárcel o bajo arresto domiciliario, hasta que fue liberada el pasado noviembre.

También se reunirá con activistas de la sociedad civil y representantes de minorías étnicas. Uno de los problemas más complicados de Birmania es el conflicto entre el Ejército y los grupos guerrilleros de esas etnias en zonas fronterizas.o resolve.