Exaltación de la exclusividad

El Infiniti M es una berlina de diseño lujoso y equipamiento completísimo dirigida al comprador más exigente

La competencia directa del Infinity es la serie 5 de BMW, el A6 de Audi, el Clase E de Mercedes y el Jaguar XF
La competencia directa del Infinity es la serie 5 de BMW, el A6 de Audi, el Clase E de Mercedes y el Jaguar XF

MADRID-Infiniti es la marca de prestigio del grupo Nissan, con vocación de imponerse. Con una posición en el mercado a la altura de Lexus, Mercedes, BMW, Jaguar, Audi… es decir, de las marcas «premium», su producción va dirigida al comprador más exigente. Hablar de Infiniti es, en síntesis, hablar de todos esos detalles de lujo y confort que quienes pueden acceder a ellos aprecian en su justo valor.

La versión M de Infiniti ha llegado al mercado español con un motor de gasolina, muy suave, silencioso, enormemente eficaz, con seis cilindros en V, 3.696 cc. y 320 caballos, y además con un par motor muy favorable. Se trata de la versión M37S Premium, que está en los escaparates de las todavía escasas concesiones de la marca en España.

La novedad de la versión M es el M30d GT Premium. Es idéntico a su hermano en líneas y equipamiento, pero incorpora un motor diésel de 2.993 cc., 6 cilindros en V y 238 caballos. Sería imposible enumerar el equipamiento de este modelo. Cualquier cosa que al comprador más exigente se le pueda ocurrir está incluida. Un ejemplo: no solamente disfruta de los asientos calefactados y refrigerados, sino que el volante goza de las mismas características. A partir de aquí, la imaginación es libre. En la parte superior del respaldo de los asientos, tapizados en un exclusivo cuero, se insertan altavoces de un equipo de sonido de la firma Bose, que reparten la música posiblemente mejor que en una sala de conciertos.

El Infiniti M es una berlina realmente lujosa, capaz de satisfacer a sus clientes. La competencia directa del Infiniti es la serie 5 de BMW, el A6 de Audi, el Clase E de Mercedes y el Jaguar XF. Y aquí es donde el Infiniti se declara ganador absoluto en cuanto a precios en un escaso y difícil mercado al que la crisis ha afectado de lleno.

El Infiniti M30d GT, con toda la larga y exhaustiva lista de accesorios, se presenta con un precio final de 61.050 euros. Veamos algunos precios de la competencia: el 530d de BMW, a igualdad de equipo, 68.194€; el Audi A6, 71.150; el Mercedes E Efficiency Elegance, 72.634 etc. Es decir, una opción muy acertada para un comprador inteligente.