Fabra lidera las críticas a los Presupuestos

Dice que discriminan a la Comunitat y reprueba que haya dinero solo para «los de casi siempre»

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ayer en la Cámara de Comercio de Alicante
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ayer en la Cámara de Comercio de Alicante

Valencia/Alicante- De nuevo y como en los peores tiempos, el Gobierno central ha conseguido un crítica general, incluida la de su propio partido, el PPCV, contra los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y no solo porque desciende la inversión en las tres provincias, sino porque las margina en relación con las de otras Autonomías. Tanto el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, como los líderes de todos los partidos mostraron ayer su rechazo a las cuentas del Estado por lo que respecta a la Comunitat, ya que la inversión es de 654 millones de euros, un 35 por ciento menos que en 2012.

En este sentido, Fabra fue claro al afirmar que los PGE de 2013 están mal repartidos y abogó por evitar «agravios», ya que la Comunitat recibe menos inversiones que otras regiones, especialmente para infraestructuras viarias y ferroviarias.

El jefe del Consell fue más allá y puntualizó que es consciente «del esfuerzo colectivo» para que «no nos desmadremos en cuanto al nivel de gasto, como otros años, pero, si hay poco dinero para todos, no puede haber para algunos que, además, son casi los de siempre, y para otros que sigamos estando discriminados», aunque no dio los nombres de las Comunidades que en su opinión salen beneficiadas.

Tras afirmar que el territorio valenciano ha sido ninguneado durante años por los Gobiernos socialistas, explicó que trasladará al Ejecutivo de Mariano Rajoy que desde la Comunitat se acepta «ser solidarios con el déficit», pero también que hay que «devolver esa confianza al pueblo valenciano para acometer obras que son más necesarias que nunca para generar competitividad, confianza y empleo».

Por todo ello, aunque comparte con el Gobierno central que es fundamental no superar el déficit establecido en el 6,5 por ciento para generar estabilidad y credibilidad, anunció que se presentarán enmiendas a través del grupo popular para hacer llegar este malestar y tratar de conseguir un trato necesario, justo y equitativo. Además, le trasladará hoy a Rajoy su insatisfacción durante la Cumbre de presidentes autonómicos.

Según explicó ayer el secretario general del PPCV, Serafín Castellano, Fabra aprovechará la cita para reivindicar, «desde la lealtad», todas las cuestiones «vitales» para la región valenciana. Exigirá, por tanto, que revise el modelo de financiación autonómica, que solucione el problema del agua y que aumenten las inversiones.

En estos mismos términos de descontento se pronunciaron los líderes provinciales del Partido Popular. El de Castellón, Javier Moliner, los calificó de «injustos» y aseguró que exigirá «hasta la extenuación» la deuda que tiene el Estado en inversiones en la provincia. Por su parte, el diputado nacional del PP por Alicante y exconseller de Economía, Gerardo Camps, añadió a la idea de insatisfacción el hecho de que uno de cada cuatro euros del PGE se destinarán a «pagar la deuda que generó el Gobierno del PSOE».

Apoyo al Corredor
Pero no todo fueron críticas para las cuentas generales. El presidente Fabra destacó que «afortunadamente», la obra del Corredor Mediterráneo está prevista hasta 2017 y cuenta con presupuesto hasta un año después de esta fecha, lo cual ayudará a las empresas valencianas a ser más competitivas.

Según explicó ayer la diputada nacional del PP Belén Juste el Ministerio de Fomento destinará cerca de 190 millones de euros para dicha infraestructra, de los cuales 110 millones serán para adaptar las vías al ancho europeo. «Son presupuestos que no le gustan a nadie, pero son lo presupuestos de una realidad: hay que pagar cien millones al día de intereses».