La reforma del FMI aumenta el poder de España en el organismo

España contaba hasta ahora con una cuota (poder de voto) del 1,4 por ciento, con lo que ocupa la posición décimoquinta en el organismo. Con la reforma aprobada hoy, su posición sube dos puestos, hasta el décimotercero.

.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó ayer el paquete de «reformas de largo alcance» por el que los países en vías de desarrollo, China en particular, aumentarán su peso en las votaciones del organismo y España verá incrementados tanto su contribución económica como su papel en el sistema decisorio, según el nuevo reparto.

Para el director gerente del organismo, Dominique Strauss-Kahn, esta reforma supone «un incremento importantísimo de la representación de los mercados emergentes y países en vías de desarrollo» y, en términos generales, «una reforma histórica», según el comunicado.

EE UU pierde poder

En virtud de la nueva proporción, aceptada una semana antes de la cumbre del G-20 de Seúl, «los diez principales contribuyentes al fondo son los diez primeros países del mundo: EE UU, Japón, Alemania, Francia, Reino Unido e Italia, Brasil, Rusia, India y China». Así, «el orden de los países es igual al orden que tienen en la economía global», añadió Strauss-Kahn.
EE UU se mantiene en cabeza de la lista de los países con mayor proporción de voto, que no obstante ha sido reducida desde el 17% hasta 16,4%. El nuevo reparto catapulta a China al tercer puesto, con un 6,07%, más de tres puntos más que antes. Alemania, Francia, Reino Unido, Italia, India, Rusia y Brasil completan la lista de los diez países con mayor importancia en la votación.

España sube tres puestos, desde el 16 al 13, con una subida de más de medio punto porcentual en proporción de voto, hasta el 1,9%. En lo que a contribución económica se refiere, los países que aumentan su nivel de representatividad en el organismo deberán pagar más.

En conjunto, Strauss-Kahn subraya que la mitad del voto procederá de economías avanzadas y una tercera parte del voto vendrá dada por países productores de petróleo. «Sólo un 20% del peso de la votación provendrá de otros países en vías de desarrollo», añadió. En el caso de España, el aumento de la proporción de voto en medio punto va acompañado de un incremento a la contribución, en hasta el 2% del total, desde el 1,4% anterior a la reforma.


Asia: no a las devaluciones competitivas
Los responsables de Finanzas de la APEC (Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico) mostraron ayer en Kioto (Japón) su desacuerdo con las políticas de «devaluaciones competitivas» de las divisas con las que determinados países están atrayendo flujos de capital. EE UU ha aprovechado esta cita para criticar duramente a China por mantener su moneda, el yuan, artificialmente baja para favorecer sus exportaciones y propuso al G-20 limitar al 4% del PIB el superávit o déficit de las balanzas exteriores de las 21 economías de APEC.