2012 el año del renacimiento

Tras un 2011 sin apenas estrenos por la crisis económica y la austeridad, este año numerosas cofradías apuestan por renovar su patrimonio material

SEVILLA- El año pasado la crisis económica frenó muchos estrenos y proyectos de restauración de las hermandades, dejando en la estacada a unos artesanos que tienen como principal sustento los encargos de las cofradías. La falta de recursos, junto a la búsqueda de la austeridad como cuestión de imagen, provocó que apenas se presentaran estrenos. Tampoco hubo mucha oportunidad de lucirlos, ya que la lluvia aguó casi por completo la Semana Santa.
Este año la situación es la contraria y el patrimonio cofrade vivirá una especie de renacimiento. ¿Pura coincidencia o hay más dinero para acometer nuevas obras? Lo cierto es que la próxima Semana Santa se estrenarán piezas que llevaban años restaurándose y también otras de nueva ejecución. Los talleres de bordado son los que más se están frotando las manos. La restauración del palio de la Virgen de la Victoria, de Las Cigarreras, es quizás el estreno de más calado. El taller de Jesús Rosado comenzó la intervención en 2008 y el conjunto, del siglo XIX, ya está concluido. El bordador astigitano ha realizado un nuevo techo de palio, ha bordado las bambalinas interiores y ha restaurado los bordados de las bambalinas exteriores y de los faldones.
Otra de las novedades será el nuevo palio de la Virgen de Consolación, de La Sed. Con diseño de Rafael Rodríguez y David Calleja, se trata de un trabajo multidisciplinar en el que intervienen varios profesionales. Charo Bernardino se encarga de los bordados, el orfebre Fernando Marmolejo realiza la pedrería y engarza las imágenes talladas por el imaginero Fernando Aguado.
Otra pieza relevante será el nuevo manto de la Virgen de los Dolores y Misericordia, de la hermandad de Jesús Despojado. José Antonio Grande de León ha sido el encargado de materializar este viejo anhelo de la cofradía. El bordador completa así una labor que comenzó en 2007 con la ejecución de las bambalinas. Esta pieza, junto a las bambalinas de La Sed, podrán ser contempladas en el Ayuntamiento.
Las labores de bordado se completan con la terminación de los faldones del palio de la Virgen de la Angustia, de Los Estudiantes, en el taller de Santa Bárbara; la túnica de Nuestro Padre Jesús de la Victoria, de La Paz –diseñada por Fernando Aguado y ejecutada por Manuel Solano– y la restauración del manto de la Virgen de Loreto a cargo de Jesús Rosado.
El apartado de la orfebrería tampoco se queda atrás. El taller de Juan Borrero ha realizado unas originales jarras para el palio de la Virgen de la Salud, de San Gonzalo, al igual que dos faroles de entrevarales. Por su parte, la hermandad de Los Servitas estrenará una peana para su primer paso, obra de Orfebrería Andaluza.
En cuanto a la talla, los hermanos Caballero han concluido la restauración del paso del Cristo de la Salud de La Carretería y, al fin, podrá contemplarse –aunque sin dorar– el nuevo paso del Cristo de las Cinco Llagas de La Trinidad, realizado en el mismo taller. También se ha restaurado el paso del Gran Poder en el IAPH.