Gaza y Cisjordania quieren la paz con Israel según un sondeo

Entran en la franja los primeros materiales de construcción aprobados por la Autoridad Nacional Palestina. 

El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, viajó ayer a Washington para entrevistarse con su homólogo de EE UU tras el incidente de la flotilla
El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, viajó ayer a Washington para entrevistarse con su homólogo de EE UU tras el incidente de la flotilla

La mayoría de los palestinos apoyarían un acuerdo de paz con Israel y cada vez hay más ciudadanos a favor de la solución de los dos Estados independientes. Éstos son algunos de los resultados de una encuesta realizada por la fundación de investigaciones noruega Fafo a la que ha tenido acceso LA RAZÓN.El sondeo se llevó a cabo en 960 ciudadanos mayores de edad de Cisjordania en febrero y en 933 de la franja de Gaza en mayo de este año y encuentra que el 73% de los palestinos, especialmente las mujeres, están a favor de las negociaciones de paz con Israel, si bien nueve de cada diez considera que la congelación definitiva de la construcción de asentamientos por parte del Gobierno israelí debe ser condición «sine qua non» para que haya conversaciones. Entre los palestinos la solución de los dos Estados gana fuerza y ya la apoyan algo más de cuatro de cada diez encuestados (43%), nueve puntos más que el 34% que lo avalaban en la encuesta del año anterior.En cuanto a la violencia, un 61% de los habitantes de territorios palestinos está a favor del cese de lanzamiento de cohetes contra Israel. Según la encuesta si se celebrarsen elecciones ahora (algo que quiere el 89% de los palestinos), Fatah ganaría (lo cree un 84%). Lo que parece demostrado es la lenta caída del apoyo a Hamas por parte de la población palestina. El respaldo al grupo terrorista en el Gobierno en Gaza cae desde los elevados niveles registrados a principios de 2009 tras la operación israelí. La flexibilación del bloqueo de la franja formalizada el domingo por el Gobierno de Netanyahu podría perjudicar aún más los niveles de popularidad de Hamas entre sus votantes. Así lo consideró ayer el propio Netanyahu, que consideró que «debilita» al grupo terrorista. En virtud de la decisión de Israel ya no habrá ningún bien de consumo prohibido en la franja y se incrementará en un 30% la entrada de camiones con mercancías por los pasos habituales. También comenzaron a circular ayer camiones con materiales de construcción, aunque sólo para proyectos aprobados por la Autoridad Palestina u organismos internacionales, como colegios, centros de salud, instalaciones para mejorar las condiciones de salubridad y también viviendas. Todo tipo de alimentos, juguetes y material de oficina tiene luz verde en la franja. La restricción se limita ahora a armas, munición, materiales para obras y fertilizantes, por miedo a que Hamas lo emplee para construir fortificaciones o para su industria militar. Netan yahu reconoció ayer a la Cámara que la decisión «es la mejor para Israel, porque elimina la propaganda de Hamas».

Línea roja-La principal demanda del presidente norteamericano, Barack Obama, al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, en su próxima cita del día 6 de julio será: una prórroga en la congelación de los asentamientos.-Según el periódico, «Yediot Ahronoth» Obama considera que la fecha de septiembre, pactada por los dos gobiernos, ha devenido insuficiente para poder avanzar en las negociaciones de paz.